A los niños de Londres se les ofrecerá la vacuna contra la poliomielitis después de que se encontraron más virus

LONDRES — Los niños de 1 a 9 años en Londres fueron elegibles para recibir dosis de refuerzo de una vacuna contra la poliomielitis el miércoles después de que las autoridades sanitarias británicas informaron haber encontrado evidencia de que el virus se ha propagado en múltiples áreas de la ciudad, pero no encontraron casos de la enfermedad paralítica en personas.

La Agencia de Seguridad de la Salud de Gran Bretaña dijo que detectó virus derivados de la vacuna oral contra la poliomielitis en las aguas residuales de ocho distritos de Londres. El análisis de la agencia de las muestras del virus sugirió que “la transmisión ha ido más allá de una red cercana de unos pocos individuos”.

La agencia dijo que no había localizado a nadie infectado con el virus y que el riesgo para la población en general era bajo. La decisión de ofrecer refuerzos a los niños pequeños fue una precaución, dijo.

“Esto garantizará un alto nivel de protección contra la parálisis y ayudará a reducir una mayor propagación”, dijo la agencia.

La agencia dijo que también está ampliando la vigilancia de las aguas residuales a por lo menos otros 25 sitios en Londres y en todo el país.

La mayoría de las personas en Gran Bretaña se vacunan contra la poliomielitis en la infancia. Según la Organización Mundial de la Salud, solo una de cada 200 infecciones de poliomielitis provoca parálisis; la mayoría de las personas no muestran ningún síntoma.

La Agencia de Seguridad Sanitaria dijo que estaba trabajando en estrecha colaboración con las autoridades sanitarias de la OMS y de Estados Unidos e Israel para investigar cualquier vínculo con los virus de la poliomielitis detectados en esos dos países.

Kathleen O’Reilly, experta en polio de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, dijo que el virus de la polio que circula en Londres está “genéticamente relacionado” con los casos recientes identificados en Estados Unidos e Israel.

“Se necesita más investigación para comprender completamente cómo están conectados, pero ilustra que este virus tiene el potencial de causar enfermedades”, dijo O’Reilly en un comunicado.

La poliomielitis es una enfermedad que a menudo se propaga en el agua y que afecta principalmente a niños menores de 5 años. Ha sido eliminada en su mayoría de los países desarrollados, pero los brotes continúan en Pakistán, Afganistán y partes de África.

Los síntomas iniciales incluyen fiebre, fatiga, dolor de cabeza, vómitos y rigidez muscular. Entre las personas paralizadas por la enfermedad, la muerte puede ocurrir hasta en un 10% de los casos cuando sus músculos respiratorios se paralizan.

En casos raros, el virus vivo contenido en la vacuna oral contra la poliomielitis utilizada en el esfuerzo global para erradicar la enfermedad puede mutar a nuevas formas lo suficientemente potentes como para desencadenar nuevos brotes. El esfuerzo de refuerzo de la vacunación en Londres utilizará vacunas inyectadas contra la poliomielitis que no conllevan ese riesgo.

Los expertos calificaron el hallazgo de la propagación de la poliomielitis en Londres como “preocupante” y dijeron que el virus representaba un riesgo significativo para cualquiera que no estuviera vacunado.

“Si (la poliomielitis) continúa propagándose, se producirán casos de parálisis”, dijo Nicholas Grassly, profesor de epidemiología de las vacunas en el Imperial College de Londres. “Por lo tanto, es de suma importancia que los niños estén al día con sus vacunas contra la poliomielitis”.

Grassly dijo que la vacuna inyectable contra la poliomielitis fue menos efectiva para detener la transmisión del virus que la vacuna oral y que es posible que sea necesario reintroducir la vacuna oral para eliminar el virus.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.