Al menos 4 personas mueren a tiros en protestas contra el golpe de Estado en Myanmar

YANGON, Myanmar (AP) – Al menos cuatro personas murieron a tiros durante las protestas en Myanmar el domingo, mientras las fuerzas de seguridad continuaban con su violenta represión contra la disidencia tras el golpe militar del mes pasado.

Dos de las víctimas murieron en Yangon, la ciudad más grande del país. Uno de ellos recibió un disparo en la cabeza y otro en el abdomen, según los medios locales que cubrían las manifestaciones en el municipio de Hlaing Thar Yar.

Una tercera persona murió en la ciudad norteña de Hpakant cuando la policía disparó contra una multitud de manifestantes, informaron medios locales. Una cuarta víctima, una mujer, murió tras recibir un disparo en la cabeza en Mandalay, la segunda ciudad más grande del país, mientras las fuerzas de seguridad realizaban operaciones de limpieza.

En Yangon, un video publicado en las redes sociales mostró a multitudes de personas, algunas con cascos y máscaras antigás, corriendo por una calle en medio de disparos. Los manifestantes rociaron rápidamente el vapor de los extintores mientras se retiraban.

El uso de extintores de incendios, común ahora en las protestas en todo Myanmar, tiene como objetivo sofocar los gases lacrimógenos y también crear una pantalla de vapor que dificulta que la policía persiga o dispare a los manifestantes.

También hubo informes de heridos por disparos de munición real y balas de goma en otras partes de Yangon, incluido el distrito de Insein, donde se podían ver nubes de humo negro después de que, según informes, las fuerzas de seguridad prendieran fuego a los controles de carretera.

El sábado, el líder civil del gobierno de Myanmar en la clandestinidad prometió continuar apoyando una “revolución” para derrocar a los líderes militares que tomaron el poder en el golpe del 1 de febrero. Mahn Win Khaing Than, quien fue nombrado vicepresidente interino por los legisladores derrocados de Myanmar y es miembro del partido político del líder depuesto Aung San Suu Kyi, se dirigió al público por primera vez desde el golpe.

“Este es el momento más oscuro de la nación y el momento en que se acerca el amanecer”, dijo en un video publicado en el sitio web y las redes sociales del gobierno en la sombra.

“Para formar una democracia federal, que todos los hermanos étnicos que han estado sufriendo varios tipos de opresiones de la dictadura durante décadas realmente deseaban, esta revolución es la oportunidad para que podamos unir nuestros esfuerzos”, dijo.

Añadió: “Nunca nos rendiremos ante un ejército injusto, pero labremos nuestro futuro junto con nuestro poder unido. Nuestra misión debe cumplirse “.

Al final del mensaje, mostró el saludo de tres dedos que se ha convertido en un símbolo de resistencia a los gobernantes militares.


STR a través de Getty Images

Un residente, que resultó herido durante una manifestación de manifestantes contra el golpe militar, es trasladado a un lugar seguro en Yangon el 14 de marzo de 2021. (Foto de STR / espanol) (Foto de STR / espanol a través de Getty Images)

También el sábado, las fuerzas de seguridad abrieron fuego nuevamente contra los manifestantes, matando a cuatro en Mandalay, dos en Pyay en el centro-sur de Myanmar y uno en Twante, un suburbio de Yangon. Los detalles de las siete muertes se publicaron en múltiples cuentas de redes sociales, algunas acompañadas de fotos de las víctimas.

Es probable que la cifra real de muertos sea mayor, ya que la policía aparentemente incautó algunos cuerpos y algunas de las víctimas sufrieron graves heridas de bala que los médicos y enfermeras que trabajan en clínicas improvisadas tendrían dificultades para tratar. Muchos hospitales están ocupados por las fuerzas de seguridad y, como resultado, el personal médico los boicotea y los manifestantes los rechazan.

El experto independiente en derechos humanos de la ONU para Myanmar, Tom Andrews, dijo la semana pasada que informes creíbles indicaban que al menos 70 personas habían muerto hasta el momento y citaban pruebas cada vez mayores de crímenes de lesa humanidad cometidos por el ejército.

Otros recuentos no oficiales, pero cuidadosamente recopilados, sitúan el número de muertos desde el golpe en alrededor de 90.

Los asesinatos del sábado no perturbaron a los manifestantes en Yangon que llenaron una zona comercial del centro de la ciudad después del toque de queda oficial de las 8 pm para celebrar una vigilia masiva con velas y cantar sobre su causa. Los manifestantes, en su mayoría jóvenes, se manifestaron en una intersección donde generalmente se reúnen para protestas durante el día.

También se llevaron a cabo manifestaciones nocturnas en Mandalay y en otros lugares.

Las protestas nocturnas pueden reflejar un enfoque más agresivo de autodefensa que ha sido defendido por algunos manifestantes. La policía ha estado patrullando agresivamente barrios residenciales por la noche, disparando al aire y lanzando granadas paralizantes como parte de la intimidación.

También han realizado redadas selectivas, sacando a las personas de sus hogares con una mínima resistencia. En al menos dos casos conocidos, los detenidos murieron bajo custodia a las pocas horas de haber sido llevados.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.