Home Noticias Derretimiento progresivo de la cancha – espanol

Derretimiento progresivo de la cancha – espanol

by admin

Una señal temprana de que el presidente Biden seguiría en lugar de liderar a su partido fue su negativa a repudiar el “empaquetamiento judicial” en la campaña de 2020. Como presidente, todavía tenía la oportunidad de descartar la idea como un ejercicio de incendio constitucional. En cambio, nombró una comisión para estudiar el embalaje de la Corte Suprema.

La comisión ahora está completando su trabajo mientras los jueces abren un término muy disputado con el aborto y la Segunda Enmienda en el expediente. Su mera existencia es una señal de las ambiciones demócratas de intimidar a la Corte. Pero la buena noticia es que el proyecto parece estar terminando en desorden. Si bien puede que solo despierte el apetito de los progresistas a largo plazo, el colapso de Biden en el empaque de la corte también indica que las normas contra la intromisión política en el poder judicial permanecen intactas, por ahora.

***

El grupo de 36 miembros, compuesto en su mayoría por académicos liberales, publicó un informe preliminar antes de una reunión pública el viernes pasado. Los materiales amplifican los agravios progresivos sobre las confirmaciones de los jueces Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett. Secciones como “Crecientes llamados a la reforma estructural” son demasiado solícitos con lo que es un asalto al poder judicial federal independiente de Estados Unidos.

Sin embargo, la principal conclusión del informe es hacer retroceder a los empacadores de la corte, a veces en términos contundentes. “Los tribunales no pueden servir como controles efectivos de los funcionarios del gobierno si su personal puede ser alterado por esos mismos funcionarios del gobierno”, dice el borrador.

Lea también:  PayPal para comprar Paidy de Japón por $ 2.7 mil millones

“En algunos países, las alteraciones del tamaño del tribunal superior de un país han sido una señal preocupante de retroceso democrático”, señala, dando ejemplos de Venezuela y Turquía. “Las democracias estables desde mediados del siglo XX”, dice, “no han tendido a hacer tales movimientos”.

Sobre las quejas partidistas de que la Corte actual tiene una mayoría de jueces nombrados por los republicanos, la comisión dice que “no está nada claro que el equilibrio ideológico sea en sí mismo un objetivo deseable”.

Estas observaciones de sentido común provocaron la indignación de la izquierda de la corte. El senador Sheldon Whitehouse, el principal antagonista del Partido Demócrata de un poder judicial independiente, calificó el informe como “una decepción”. Demand Justice, el grupo progresista de recaudación de fondos que intenta avergonzar al juez Stephen Breyer para que se retire, lo criticó en Twitter.

Gran parte de esta campaña tiene como objetivo influir en el borrador final. La comisionada progresista Nancy Gertner, una jueza de distrito retirada, dijo en la reunión del viernes que no cree que “el borrador actual refleje adecuadamente” las “diferencias de opinión” sobre la comisión.

Podría ser que Bob Bauer, un copresidente de la comisión y asesor de Biden, intentara dirigir el producto en contra del empaque de la corte a pesar de los deseos de los miembros más radicales. Pero ahora que los progresistas están enardecidos, no se sorprenda si llegan órdenes de la Casa Blanca para que Bauer haga algunos de los cambios que exigen.

El puñado de conservadores elegidos para la comisión no está más complacido que la izquierda, y por una buena razón. En la reunión del viernes, William Baude de la Universidad de Chicago comparó el ejercicio con una comisión que explora la posibilidad de que las legislaturas estatales anulen los resultados de las elecciones presidenciales.

Lea también:  Canadiense entre misioneros secuestrados en Haití, dice organización

Incluso si la comisión desaconseja amablemente el empaquetamiento judicial, ha atacado una norma constitucional con una legitimidad inmerecida. Quizás es por eso que dos miembros conservadores, Jack Goldsmith de Harvard y Caleb Nelson de la Universidad de Virginia, han renunciado al organismo. No han explicado sus decisiones.

Los demócratas ya están trabajando para remodelar el poder judicial a través de nombramientos del presidente Biden, y continuarán haciéndolo si continúan ganando elecciones. Ese es el camino constitucional. La campaña progresista contra la Corte también continuará, pero esperamos que el lío de las disputas académicas que se desarrollan en la comisión de la Casa Blanca no intimide a los jueces.

Paul Gigot entrevista al encuestador demócrata Mark Penn

Copyright © 2021 Dow Jones & Company, Inc. Todos los derechos reservados. 87990cbe856818d5eddac44c7b1cdeb8

.

You may also like

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy