‘Huelga de basura’ y vigilias a la luz de las velas cuando el número de muertos en Myanmar supera los 500 | Myanmar

Los manifestantes de Myanmar realizaron vigilias nocturnas a la luz de las velas y lanzaron una campaña de desobediencia civil de arrojar basura a las calles después de que un grupo de defensa dijera que las fuerzas de seguridad habían matado a más de 500 personas desde el golpe del 1 de febrero.

De los 14 civiles muertos en Myanmar el lunes, la Asociación de Asistencia a Prisioneros Políticos (AAPP) dijo que al menos ocho estaban en el distrito de South Dagon en Yangon.

Las fuerzas de seguridad en el área dispararon un arma de un calibre mucho más pesado de lo habitual el lunes para despejar una barricada de bolsas de arena, dijeron testigos. No quedó claro de inmediato qué tipo de arma se utilizó.

La televisión estatal dijo que las fuerzas de seguridad utilizaron “armas antidisturbios” para dispersar a una multitud de “terroristas violentos” que estaban destruyendo una acera y un hombre resultó herido.

Un residente de South Dagon dijo el martes que se podían escuchar más disparos en el área durante la noche, lo que genera preocupación por más víctimas. La policía y la junta no respondieron a las llamadas en busca de comentarios.

El secretario general de la ONU, António Guterres, instó a los generales de Myanmar a detener los asesinatos y la represión de las manifestaciones.

En una nueva táctica, los manifestantes buscaron intensificar una campaña de desobediencia civil el martes pidiendo a los residentes que arrojen basura a las calles en las intersecciones de carreteras clave. “Esta huelga de basura es una huelga para oponerse a la junta”, decía un cartel en las redes sociales.

Los manifestantes tiran la basura en la carretera como protesta contra el golpe militar en Yangon Fotografía: EPA

La medida se produjo en desafío a las llamadas emitidas a través de altavoces en algunos vecindarios de Yangon el lunes para instar a los residentes a deshacerse de la basura de manera adecuada.

Al menos 510 civiles murieron en casi dos meses de esfuerzos para detener las protestas, dijo el grupo de defensa AAPP. El total de muertos el sábado, el día más sangriento hasta ahora, había aumentado a 141, mostraron sus cifras.

Uno de los principales grupos detrás de las protestas, el Comité de Huelga General de Nacionalidades, pidió el lunes en una carta abierta a las fuerzas de las minorías étnicas que ayuden a quienes se enfrentan a la “opresión injusta” de los militares.

En una señal de que la llamada puede estar ganando más terreno, tres grupos en una carta conjunta pidieron el martes a los militares que dejen de matar a manifestantes pacíficos y resuelvan los problemas políticos.

Los grupos, que incluyen al Ejército de la Alianza Democrática Nacional de Myanmar, el Ejército Arakan y el Ejército de Liberación Nacional de Ta’ang, advirtieron que si el ejército no lo hacía, “cooperarán con todas las nacionalidades que se unan a la revolución de primavera de Myanmar en términos de autodefensa ”.

Los insurgentes de diferentes grupos étnicos han luchado contra el gobierno central durante décadas por una mayor autonomía. Aunque muchos grupos han acordado cesar el fuego, en los últimos días se han desatado enfrentamientos entre el ejército y las fuerzas en el este y el norte.

El fin de semana estallaron fuertes enfrentamientos cerca de la frontera tailandesa entre el ejército y los combatientes de la fuerza de minoría étnica más antigua de Myanmar, la Unión Nacional Karen (KNU).

Unos 3.000 aldeanos huyeron a Tailandia cuando aviones militares bombardearon un área de KNU después de que una fuerza de KNU invadió un puesto de avanzada del ejército y mató a 10 soldados, dijeron un grupo activista y medios de comunicación.

Las autoridades tailandesas negaron versiones de grupos activistas de que más de 2.000 refugiados habían sido obligados a regresar, pero un funcionario tailandés dijo que era política del gobierno que el ejército los bloqueara en la frontera y negara el acceso a grupos de ayuda externos.

El ejército de Myanmar ha justificado durante décadas su control del poder diciendo que es la única institución capaz de preservar la unidad nacional. Tomó el poder diciendo que las elecciones de noviembre de 2020 ganadas por el partido de Aung San Suu Kyi fueron fraudulentas, una afirmación desestimada por la comisión electoral.

La representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, dijo que suspendería todo compromiso comercial con Myanmar hasta el regreso de un gobierno elegido democráticamente.

Pero las críticas extranjeras y las sanciones occidentales no han logrado influir en los generales, y Aung San Suu Kyi permanece detenida en un lugar no revelado, con muchas otras figuras de su partido también bajo custodia.

Gran Bretaña ha pedido una reunión de emergencia del consejo de seguridad de la ONU sobre la situación. Los 15 miembros se sentarán a puerta cerrada el miércoles con una sesión informativa sobre la situación a cargo de la enviada especial de la ONU en Myanmar, Christine Schraner Burgener.

El consejo ha condenado previamente la violencia y ha pedido el restablecimiento de la democracia, pero aún no ha considerado sanciones contra los militares, lo que requeriría el apoyo o la abstención del vecino y aliado de Myanmar, China.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.