Israel disolverá el parlamento y convocará nuevas elecciones

JERUSALÉN (AP) — El debilitado gobierno de coalición de Israel decidió el lunes disolver el parlamento y convocar a nuevas elecciones, las quintas del país en tres años.

La votación, prevista para este otoño, podría provocar el regreso de un gobierno religioso nacionalista encabezado por el ex primer ministro Benjamin Netanyahu u otro período prolongado de estancamiento político. Las cuatro elecciones anteriores, centradas en la idoneidad de Netanyahu para gobernar mientras estaba en juicio por cargos de corrupción, terminaron en punto muerto.

En una conferencia de prensa televisada a nivel nacional, el primer ministro Naftali Bennett dijo que no era fácil disolver el gobierno, pero lo llamó “la decisión correcta para Israel”.

El frágil gobierno de coalición, que incluye partidos de todo el espectro político, perdió su mayoría a principios de este año y se ha enfrentado a rebeliones de diferentes legisladores en las últimas semanas.

El canciller Yair Lapid tomará el relevo de Bennett de forma interina en un acuerdo que anunciaron juntos.

Bennett enumeró una serie de logros y prometió una transición “ordenada”.

Lapid agradeció a Bennett por anteponer al país a sus intereses personales.

“Incluso si vamos a las elecciones en unos pocos meses, nuestros desafíos como estado no pueden esperar”, dijo Lapid.

Bennett formó la coalición de ocho partidos en junio de 2021 después de cuatro elecciones sucesivas no concluyentes.

La alianza logró una serie de logros, incluida la aprobación del primer presupuesto nacional en varios años y el manejo de un par de brotes de coronavirus sin imponer ningún bloqueo.

Pero finalmente se deshizo, en gran parte porque varios miembros del partido de línea dura de Bennett se opusieron a lo que consideraban compromisos hechos por él para mantener a flote la coalición y su aparente moderación.

La causa inmediata de la decisión de Bennett fue la expiración inminente de las leyes que otorgan a los colonos de Cisjordania un estatus legal especial. Si esas leyes expiraran, los colonos estarían sujetos a muchas de las leyes militares que se aplican a los más de 2 millones de palestinos del territorio.

El parlamento debía votar para extender las leyes a principios de este mes. Pero la oposición de línea dura, compuesta en gran parte por partidarios de los colonos, paradójicamente votó en contra del proyecto de ley para avergonzar al gobierno. Los miembros moderados de la coalición que normalmente se oponen a los asentamientos votaron a favor del proyecto de ley con la esperanza de mantener a flote al gobierno.

Al disolverse el parlamento, las leyes siguen vigentes. Bennett, un exlíder de colonos, dijo que si hubiera permitido que expiraran las leyes, habría habido “graves peligros para la seguridad y caos constitucional”.

“No podía permitir que eso sucediera”, dijo.

Netanyahu describió la inminente disolución del parlamento como “una gran noticia” para millones de israelíes y dijo que formaría “un amplio gobierno nacionalista encabezado por el Likud” después de las próximas elecciones.

Israel celebró cuatro elecciones no concluyentes entre 2019 y 2021 que fueron en gran parte referéndums sobre la capacidad de Netanyahu para gobernar mientras estaba siendo juzgado por corrupción. Netanyahu niega haber actuado mal.

Las encuestas de opinión han pronosticado que el Likud de línea dura de Netanyahu emergerá una vez más como el partido individual más grande. Pero no está claro si podrá reunir el apoyo necesario de la mayoría de los legisladores para formar un nuevo gobierno.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.