Julian Assange obtiene permiso para apelar la extradición de Estados Unidos

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, recibió permiso para apelar contra la decisión de extraditarlo a los Estados Unidos.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, recibió permiso para apelar contra la decisión de extraditarlo a los Estados Unidos.

Washington quiere llevar a juicio al australiano de 50 años en relación con la publicación de WikiLeaks de 500.000 archivos militares secretos relacionados con las guerras en Irak y Afganistán.

El Tribunal Superior de Londres anuló en diciembre el fallo de un tribunal inferior de no enviarlo a Estados Unidos con el argumento de que sería un riesgo de suicidio.

Los abogados de Assange luego impugnaron la decisión, argumentando que el tribunal supremo del país debería pronunciarse sobre “puntos de derecho de importancia pública general”.

“Se concede la solicitud del demandado para certificar un punto de derecho”, dijeron los jueces Ian Burnett y Timothy Holroyde en un fallo por escrito.

Los jueces dijeron que ellos mismos no le estaban otorgando un derecho de apelación ante la Corte Suprema.

Pero Assange tenía derecho a presentar la cuestión de derecho en el tribunal supremo, que puede decidir si acepta el caso.

“Julian ganó”, escribió en Twitter Stella Morris, su prometida y madre de sus dos hijos pequeños.

“Ahora corresponde a la Corte Suprema decidir si escuchará la apelación de Julian”.

Las multitudes se reunieron frente a las Cortes Reales de Justicia en el centro de Londres y dieron la bienvenida a la decisión.

“Estoy más aliviada que las palabras”, dijo Sue Barnett, de 61 años, de Nottingham, centro de Inglaterra, sosteniendo un cartel que decía: “10 años es suficiente. Liberen a Assange ahora”.

“Todos nos temíamos lo peor”.

Los abogados de Assange cuestionaron las garantías de Estados Unidos de que no lo mantendrían en aislamiento punitivo en una prisión federal de máxima seguridad y que recibiría la atención adecuada.

Sus partidarios han argumentado durante mucho tiempo que su salud física y mental se ha visto afectada por estar en prisión preventiva en una prisión de alta seguridad en el sureste de Londres.

Ha estado tras las rejas porque se lo considera un riesgo de fuga, ya que anteriormente se saltó la libertad bajo fianza en 2012 por acusaciones de que agredió sexualmente a dos mujeres en Suecia.

Pasó siete años en la embajada de Ecuador en Londres.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.