La Corte Suprema bloquea el intento de la administración de Biden de poner fin a la política de ‘Permanecer en México’

WASHINGTON (AP) – La Corte Suprema se negó el martes a bloquear un fallo judicial que ordena al gobierno de Biden restablecer una política de la era Trump que obliga a las personas a esperar en México mientras buscan asilo en Estados Unidos.

Con los tres jueces liberales en desacuerdo, la corte dijo que la administración probablemente violó la ley federal en sus esfuerzos por rescindir el programa conocido informalmente como Permanecer en México.

No está claro cuántas personas se verán afectadas y con qué rapidez. Según el fallo del tribunal inferior, la administración debe hacer un “esfuerzo de buena fe” para reiniciar el programa.

Un juez federal en Texas había ordenado previamente que el programa, formalmente llamado Protocolos de Protección al Migrante, se restableciera la semana pasada. Tanto él como la Corte de Apelaciones del 5º Circuito de EE. UU. Rechazaron la solicitud de la administración de suspender el fallo.

El juez Samuel Alito ordenó una breve demora para que todo el tribunal tenga tiempo para considerar la apelación de la administración y mantener el fallo en suspenso mientras el caso sigue su curso en los tribunales.

El Quinto Circuito ordenó que se agilizara la consideración de la apelación de la administración.

El tribunal ofreció pocas explicaciones para su acción, aunque citó su opinión del año pasado en la que rechazaba el esfuerzo de la administración Trump de poner fin a otro programa de inmigración, Acción Diferida para los Llegados en la Infancia. En ese caso, el tribunal sostuvo que la decisión de poner fin a DACA fue “arbitraria y caprichosa”, en violación de la ley federal.

La administración “no ha mostrado una probabilidad de éxito en el reclamo de que el memorando que anula los Protocolos de Protección al Migrante no fue arbitrario ni caprichoso”, escribió el tribunal el martes en una orden sin firmar.

Los tres jueces disidentes no escribieron una opinión expresando sus puntos de vista sobre el caso.

Durante la presidencia de Donald Trump, la política requería que decenas de miles de migrantes que buscaban asilo en Estados Unidos regresaran a México. Tenía la intención de desalentar a los solicitantes de asilo, pero los críticos dijeron que negó a las personas el derecho legal a buscar protección en los Estados Unidos y los obligó a esperar en las peligrosas ciudades fronterizas mexicanas.

El juez, el juez de distrito de los Estados Unidos Matthew J. Kacsmaryk, ordenó que se restableciera el programa en respuesta a una demanda presentada por los estados de Texas y Missouri, cuyos gobernadores han estado buscando restablecer algunas de las políticas de línea dura contra la inmigración de la administración Trump.

La administración Biden argumentó en escritos que el presidente tiene “autoridad clara para determinar la política de inmigración” y que el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, tenía discreción para decidir si devolver a los solicitantes de asilo a México.

En su escrito ante la Corte Suprema el viernes, la administración argumentó que la política había estado inactiva durante más de un año y que su reinstalación abrupta “perjudicaría las relaciones de Estados Unidos con socios regionales vitales, interrumpiría severamente sus operaciones en la frontera sur”. y amenazan con crear una crisis diplomática y humanitaria “.

La administración Trump dejó de usar en gran medida la política de “Permanecer en México” al comienzo de la pandemia, momento en el que comenzó a hacer retroceder a prácticamente todos los que cruzaban la frontera suroeste bajo un protocolo diferente, una orden de salud pública que permanece vigente. La administración Biden dijo que la política prepandémica había estado “en gran parte inactiva” durante meses incluso antes del brote de COVID-19.

El presidente Joe Biden suspendió el programa en su primer día de mandato y el Departamento de Seguridad Nacional lo puso fin en junio.

Kacsmaryk fue nominado al banco federal por Trump. El panel del Quinto Circuito que dictaminó el jueves por la noche incluyó a dos personas designadas por Trump, Andrew Oldham y Cory Wilson, junto con Jennifer Walker Elrod, nominada a la corte de apelaciones por el presidente George W. Bush.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.