Home Noticias La Patrulla Fronteriza abrumada libera a los migrantes sin papeleo

La Patrulla Fronteriza abrumada libera a los migrantes sin papeleo

by admin

El migrante hondureño Joaquín Padilla Núñez prestó poca atención al papeleo que le dio la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos después de que cruzó el Río Grande durante el fin de semana con su esposa y su hija de 2 años.

Fue solo una vez que su familia llegó a un refugio improvisado en la Iglesia Católica Nuestra Señora de Guadalupe en el Valle del Río Grande de Texas el domingo que Padilla, de 27 años, se dio cuenta de algo extraño.

Mientras que otros migrantes habían recibido paquetes de papeleo, incluida una fecha para comparecer en la corte de inmigración, Padilla tenía una sola hoja con su foto, huella digital y una oración de orientación, en inglés, que no podía leer: “Este documento no transmite cualquier estatus legal de inmigración “.

A media docena de migrantes en el refugio se les había emitido una documentación abreviada similar. Mientras veían a sus hijos trepar por un patio de recreo fuera de la escuela de la iglesia donde habían dormido, los migrantes debatieron si su papeleo les permitiría permanecer en el país legalmente, viajar, trabajar y matricular a sus hijos en la escuela.

Dania López, de 27 años, y su bebé Froilen López de la Cruz, de 11 meses, vinieron de Guatemala. Fueron liberados de la custodia de la Patrulla Fronteriza sin una cita para una audiencia de inmigración. Se quedan temporalmente en un refugio en Mission, Texas.

(Carolyn Cole / Los Angeles Times)

“¿Es este permiso?” dijo la hondureña Josely Vigil Paz, de 31 años.

La Patrulla Fronteriza se ha visto abrumada al tratar de recopilar información rápidamente y examinar a las familias de migrantes en áreas de detención fronterizas ya superpobladas antes de decidir si liberarlas, detenerlas o expulsarlas. Los agentes están en camino de alcanzar un máximo de 20 años en la cantidad de migrantes que encuentran en la frontera, principalmente en el Valle del Río Grande: más de 130,000 desde que comenzó el año fiscal en octubre, más de lo que vieron allí en todos los anteriores. año.

Hondureños y guatemaltecos que cruzaron la frontera de Estados Unidos ilegalmente pasan tiempo temporalmente en un refugio en Mission, Texas.

Hondureños y guatemaltecos que cruzaron la frontera de Estados Unidos ilegalmente pasan tiempo temporalmente en un refugio en Mission, Texas.

(Carolyn Cole / Los Angeles Times)

Al mismo tiempo, el estado mexicano frente al Valle del Río Grande, Tamaulipas, se ha negado a permitir que Estados Unidos envíe de regreso a muchas familias con niños menores de 7 años, dijeron los defensores de los migrantes. Durante el mes pasado, cientos de familias fueron liberadas diariamente en el Valle del Río Grande, 350 el domingo solo en McAllen, Texas, según defensores de los migrantes. El fin de semana pasado, la Patrulla Fronteriza comenzó a acelerar la liberación de las familias al eliminar los avisos de comparecer en la corte de inmigración para muchos, lo que generó confusión.

Funcionarios de Seguridad Nacional emitieron un comunicado el domingo diciendo que si México no tuviera espacio para que Estados Unidos expulsara a una familia migrante, serían liberados y “colocados en procedimientos de inmigración para comenzar. [the family’s] expulsión de los Estados Unidos “.

“En algunos casos, las familias son colocadas en procedimientos de deportación más adelante en el proceso de liberación en lugar de mientras están en la estación de la Patrulla Fronteriza”, dice el comunicado. “Sin embargo, todas las familias son examinadas en la estación de la Patrulla Fronteriza, incluida la recopilación de información biográfica y biométrica y la verificación de registros de seguridad nacional y criminal”.

El lunes, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que la mayoría de las familias migrantes estaban siendo enviadas de regreso a México bajo una regla instituida por la administración Trump al comienzo de la pandemia y continuada por la administración Biden, aunque no dijo cuántas familias había. ser expulsado versus liberado en los EE. UU.

“En las estrechas y estrechas circunstancias en las que las familias no pueden ser expulsadas”, a México, las familias son liberadas en los EE. UU., Dijo Psaki, pero aún así “se encuentran en procedimientos de inmigración”.

Psaki no especificó en qué tipo de procedimientos de inmigración se colocan a las familias.

Una niña es procesada por agentes de la Patrulla Fronteriza luego de cruzar la frontera ilegalmente con otros menores el 18 de marzo.

Una niña es procesada por agentes de la Patrulla Fronteriza luego de cruzar la frontera ilegalmente con otros menores el 18 de marzo.

(Carolyn Cole / Los Angeles Times)

“No necesitan una cita en la corte y no necesitan un aviso para comparecer porque ya se ha determinado que serán enviados de regreso a sus países de origen”, dijo Psaki.

No está claro a qué familias se refería Psaki, y ciertamente eso no es lo que los migrantes creen cuando son liberados en el Valle del Río Grande y llevados a un centro de descanso de Caridades Católicas dirigido por la hermana Norma Pimentel para hacer arreglos de viaje. Su papeleo va en sobres de manila con sus arreglos de viaje escritos en el exterior.

Una vez que lleguen a sus destinos, Pimentel dijo el lunes: “Les estamos diciendo a todos que deben registrarse en la oficina de inmigración más cercana”.

Nelson Pineda Guzmán, de 32 años, un productor de café hondureño, fue liberado el domingo con su hijo Justin Pineda Castillo de 5 años. Planeaba viajar para reunirse con amigos en Luisiana, pero dijo que no entendía qué le permitía hacer su papeleo en Estados Unidos.

Los hondureños Nelson Pineda Guzmán, a la izquierda, y su hijo Justin Pineda Castillo esperan llegar a Luisiana.

Los hondureños Nelson Pineda Guzmán, a la izquierda, y su hijo Justin Pineda Castillo esperan llegar a Luisiana. Fueron liberados de la custodia de la Patrulla Fronteriza sin una cita para una audiencia de inmigración.

(Carolyn Cole / Los Angeles Times)

“No nos dijeron nada”, dijo Pineda sobre los agentes de la Patrulla Fronteriza que lo procesaron a él y a su hijo después de que cruzaron el río en una balsa de contrabandistas el viernes.

Pineda no pudo decir si solicitaría asilo.

“No estoy pensando en eso porque no nos dijeron nada al respecto”, dijo.

“Simplemente nos dijeron que teníamos que respetar la ley”, dijo Walter Caal Choc, de 23 años, un trabajador agrícola guatemalteco que emigró con su esposa y su hijo de 2 años y no entendió la hoja de papel que le dio la Patrulla Fronteriza.

Algunos de los migrantes creyeron erróneamente que tenían 90 días para solicitar permiso para permanecer en Estados Unidos; que ya tenían permiso, o que su documentación contenía un número de teléfono para comunicarse con los funcionarios de inmigración después de salir de la frontera para reunirse con su familia.

Los migrantes que desean asilo deben solicitarlo dentro de un año de su llegada, dijo Charlene D’Cruz, directora del Proyecto Corazón de Abogados por el Buen Gobierno, con sede en el Valle del Río Grande, que ha brindado servicios legales gratuitos a los solicitantes de asilo en México.

Ella está creando una presentación para mostrar a los recién llegados en las estaciones de autobuses y refugios para ayudar a explicar sus derechos.

“Es triaje”, dijo.

La documentación abreviada que la Patrulla Fronteriza ha estado emitiendo esta semana debería permitir que los migrantes viajen y matriculen a sus hijos en la escuela, dijo D’Cruz. Pero no les permite trabajar ni crear casos de asilo.

“Están en el limbo”, dijo Jodi Goodwin, una abogada de inmigración del Valle del Río Grande.

Jenny Granadino Guillén, de 25 años, una migrante salvadoreña que trabajaba como estilista, dijo que los agentes de la Patrulla Fronteriza le dijeron que “necesitaba que estos papeles estuvieran aquí legalmente”.

Granadino planea solicitar asilo después de viajar con sus dos hijos, Allison, 7 y Juan Carlos, 5, a Abilene, Texas, para reunirse con su tío, cuya esposa es ciudadana estadounidense. Pero dijo que otros migrantes en el refugio de la iglesia tenían miedo de contactar a los funcionarios de inmigración una vez que contactaban con sus familias porque algunos de sus familiares están en el país ilegalmente.

Los hondureños Digna Canan López y su hijo Eric, de 5 años, cruzaron a los Estados Unidos para buscar asilo.

Los hondureños Digna Canan Lopez y su hijo Eric, de 5 años, cruzaron a los Estados Unidos para buscar asilo y planean ir a Ojai, California, donde vive la hermana de Digna.

(Carolyn Cole / Los Angeles Times)

Digna Canan López, de 27 años, una madre soltera que emigró con su hijo Eric de 5 años de Honduras, planeaba viajar para reunirse con su hermana en Ojai, California. Su hermana ha vivido ilegalmente en los Estados Unidos durante cuatro años, dijo Canan. ¿Necesitaría trámites judiciales una vez que llegara ?, se preguntó. “¿Lo necesito para que él estudie?”

“Quiero que alguien me lo explique”, dijo, sosteniendo un sobre manila. “No explicaron nada, solo nos dieron esto”.

You may also like

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy