La presión aumenta mientras Israel registra el hospital Al-Shifa en busca de presencia de Hamás

Tropas israelíes registraron el jueves el hospital más grande de Gaza por segundo diabuscando una presencia de Hamás o cualquier evidencia de que el grupo armado palestino había utilizado túneles debajo de él como base secreta, incluso cuando Israel se vio sometido a una presión cada vez mayor por parte de los aliados occidentales para reducir las muertes de civiles y aliviar el sufrimiento de la población de Gaza.

Aunque el ejército aún no ha presentado documentación pública de una vasta red de túneles, un portavoz militar israelí, el contralmirante Daniel Hagari, dijo que las tropas habían descubierto un túnel de Hamás debajo del complejo del hospital Al-Shifa, así como un vehículo en el Los terrenos del hospital están repletos de una gran cantidad de armas. Los vídeos publicados por los militares mostraban el pozo del túnel, así como granadas, municiones y armas de asalto.

“Aquí tienen toda esta maldad escondida”, dice un soldado en un vídeoclip.

El ejército anunció anteriormente que en una estructura “adyacente” al hospital, que se encuentra en el norte de Gaza, había encontrado el cuerpo de Yehudit Weissde 65 años, uno de los rehenes que Hamás secuestró durante su ataque transfronterizo en Israel el 7 de octubre. La almirante Hagari dijo que Hamás la había matado.

Las afirmaciones de Israel de que Hamás, el grupo armado palestino que controla Gaza, operaba desde dentro del extenso complejo de Al-Shifa han sido fundamentales para la defensa de su campaña militar en Gaza. Israel dice que el creciente número de muertes de civiles (más de 11.000 personas, según las autoridades de Gaza) se debe en parte a la decisión de Hamás de ocultar sus fortificaciones militares y centros de mando dentro de infraestructura civil como Al-Shifa.

Estados Unidos ha respaldado las afirmaciones de Israel de que el hospital Al-Shifa fue utilizado por el brazo armado de Hamas, y John Kirby, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, dijo a los periodistas el jueves que las agencias de inteligencia estadounidenses habían llegado a esa conclusión de forma independiente.

“Tenemos nuestra propia inteligencia que nos convence de que Hamás estaba utilizando a Al-Shifa como nodo de mando y control y, muy probablemente, también como instalación de almacenamiento”, dijo Kirby, citado por Espanol.

El jueves, el ejército israelí dijo que las tropas estaban utilizando escáneres en el hospital para buscar “infraestructura subterránea” mientras estaban bajo fuego. La necesidad de los escáneres puso de relieve la difícil realidad de la campaña militar.

El ministro de Defensa de Israel, Yoav Gallant, dijo el martes que las fuerzas israelíes ahora controlan “el área superficial” del norte de Gaza. El jueves, dijo en una declaración en video que las tropas israelíes habían “completado la captura y limpieza de la totalidad de la parte oriental de la ciudad de Gaza”. Sin embargo, miles de miembros de Hamás aún podrían estar instalados en túneles bajo las posiciones israelíes.

La publicación por parte del ejército israelí de un vídeo el jueves de lo que dijo que era un túnel utilizado por Hamas dentro del complejo Al-Shifa muestra un área de terreno excavado y un pasaje subterráneo y una puerta de entre dos y tres metros de profundidad. El New York Times confirmó que el pasillo estaba en el perímetro norte del extenso complejo.

Pero en el vídeo no quedaba claro para qué servía el pasadizo ni hasta qué punto se extendía. Las fuerzas israelíes parecen haber destruido una pequeña estructura y excavado una extensa área de terreno para descubrirla, según mostró un análisis de imágenes y videos satelitales. La estructura parecía tener aproximadamente el tamaño de un garaje de automóviles doméstico con un dosel que se extendía desde él.

La búsqueda del hospital se produce cuando la comunidad internacional exige cada vez más la necesidad de proteger a los civiles en Gaza. El miércoles, el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó una resolución pidiendo pausas urgentes de varios días en la guerra para permitir un “acceso humanitario pleno, rápido, seguro y sin obstáculos”.

La resolución, que fue aprobada con la abstención de Estados Unidos, Gran Bretaña y Rusia, fue un punto de inflexión diplomático para Washington: era la primera vez que la administración Biden se abstenía de bloquear una resolución que no condenaba también a Hamás del 7 de octubre. ataques.

El jueves en Ginebra, Volker Türk, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, pidió una investigación sobre lo que describió como graves violaciones del derecho internacional en la guerra. Türk ha acusado tanto a Hamás como a las fuerzas israelíes de crímenes de guerra: Hamás por los ataques del 7 de octubre que, según funcionarios israelíes, mataron a 1.200 personas, y a las fuerzas israelíes por el creciente número de víctimas civiles, que él describe como castigo colectivo.

El Sr. Türk puntualizó sus comentarios con el cálculo de que uno de cada 57 palestinos que viven en Gaza había resultado muerto o herido en los ataques aéreos y la invasión terrestre de Israel. Entre los muertos se encuentran 4.600 niños, según las autoridades de Gaza.

El cuerpo de la ex rehén encontrada, la Sra. Weiss, fue trasladado a Israel para realizar pruebas forenses por parte de funcionarios de salud, quienes confirmaron su identidad. Los militares no dijeron cómo murió. La Sra. Weiss había residido en la aldea de Be’eri, Israel, cerca de la frontera con Gaza. Su marido, Shmulik Weiss, murió en el ataque del 7 de octubre por parte de Hamás, según una lista de personas muertas o desaparecidas proporcionada por los residentes de Be’eri. Los medios de comunicación israelíes informaron que ella era abuela de cinco hijos y estaba siendo tratada por cáncer cuando fue secuestrada.

La capacidad de Israel para demostrar su afirmación de que Hamás estaba utilizando hospitales como cobertura podría ser clave para determinar si sus aliados extranjeros continúan apoyando su respuesta militar al ataque de Hamás.

Israel recibió un amplio respaldo internacional después del mortífero ataque de Hamás a aldeas, ciudades, bases militares y un festival de música. Pero a medida que el contraataque israelí se prolonga y devasta gran parte de Gaza, sus aliados le instan cada vez más a actuar con moderación.

El miércoles, cuando el ejército israelí comenzó a registrar el hospital Al-Shifa, presentó como evidencia de la presencia militar de Hamas un video que mostraba alrededor de una docena de armas, una granada, chalecos protectores y uniformes militares que, según dijo, los soldados habían encontrado en una unidad de resonancia magnética en el hospital. El Times no pudo verificar la procedencia de las armas.

Un portavoz de Hamás, Osama Hamdan, acusó el jueves a Israel de colocar armas, chalecos protectores, uniformes militares y otros equipos que Israel dijo haber encontrado en el complejo hospitalario. En una conferencia de prensa en Beirut, Hamdan calificó el video israelí como “una narración débil y ridícula”. Y añadió: “La ocupación recurrió a esta farsa para encubrir la caída de su supuesta historia”.

Dijo que las tropas israelíes que entraron en Al-Shifa habían “aterrorizado a los pacientes y los habían detenido de manera bárbara” y los acusó de “destruir el almacén de medicamentos e inutilizar la máquina de resonancia magnética”.

Un portavoz militar israelí, el mayor Nir Dinar, dijo el jueves que las tropas necesitaban más tiempo para registrar los terrenos del hospital porque “Hamás sabía que íbamos a venir” y se había fugado o había ocultado rastros de su presencia allí.

“Han tratado de ocultar pruebas de sus crímenes de guerra”, dijo el mayor Dinar. “Han estropeado la escena, han traído arena para cubrir algunos pisos y han creado paredes dobles”.

El 27 de octubre, el día en que sus fuerzas invadieron Gaza, el ejército israelí publicó un mapa del sitio que sugería que Hamás estaba operando cuatro complejos subterráneos debajo del departamento de medicina interna del hospital, su departamento de tórax y diálisis, su departamento de resonancia magnética y un área de descanso. en su borde occidental. El mapa también sugería que Hamás tenía un centro de mando en o cerca de la clínica para pacientes ambulatorios del hospital.

Un apagón de comunicaciones azotó Gaza el jueves, lo que hizo extremadamente difícil comunicarse con alguien en Al-Shifa u otros hospitales. Pero el Ministerio de Salud de Gaza dijo el jueves que miles de personas permanecían dentro del recinto del hospital más grande con poca comida y agua.

Ashraf Al-Qidra, portavoz del ministerio, dijo a Al Jazeera en árabe que, además de las personas refugiadas en el complejo, alrededor de 650 pacientes permanecían allí. Las fuerzas israelíes prohibieron la salida a los trabajadores médicos y a los pacientes y detuvieron a dos técnicos, dijo.

El informe fue aportado por Aarón Boxerman desde jerusalén, Hwaida Saad de Beirut, Líbano, Karen Zraick y Matthew Mpoke Bigg desde londres, ella es abuheweila desde el cairo, Malaquías Browne de Limerick, Irlanda, Aric Toler de Kansas City, Kansas, y Nick Cumming-Bruce de Ginebra.

2023-11-17 14:38:23
#presión #aumenta #mientras #Israel #registra #hospital #AlShifa #busca #presencia #Hamás,

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy