Las proteínas predicen los signos de la enfermedad de Alzheimer

Los análisis proteómicos transversales mostraron que los indicadores proteicos de la salud periférica subclínica en plasma estaban relacionados con marcadores de la enfermedad de Alzheimer y la neurodegeneración.

Un mayor riesgo basado en proteínas de enfermedad cardiovascular, mortalidad por insuficiencia cardíaca y enfermedad renal se asoció con biomarcadores plasmáticos de beta amiloide, tau181 fosforilada (p-tau181), luz de neurofilamento (NfL, una medida de lesión neuronal) y ácido fibrilar glial. proteína (GFAP, una medida de astrogliosis), incluso en personas sin enfermedad cardiovascular o renal, informaron Keenan Walker, PhD, del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de Baltimore, y sus coautores.

Los indicadores proteómicos del porcentaje de grasa corporal, la masa corporal magra y la grasa visceral también se vincularon con p-tau181, NfL y GFAP, escribieron Walker y sus colegas en el Anales de neurología.

El estudio tuvo como objetivo evaluar los posibles efectos de los rasgos de salud, las enfermedades y el riesgo de enfermedades en los biomarcadores sanguíneos del Alzheimer y la neurodegeneración, anotó Walker.

“Los biomarcadores plasmáticos de la enfermedad de Alzheimer y la neurodegeneración ahora se usan comúnmente en la investigación y cada vez más en el entorno clínico, por lo que es importante comprender cómo los factores específicos de cada persona pueden afectar estos biomarcadores”, dijo. MedPage hoy.

El trabajo anterior de Walker y sus colegas identificó 38 proteínas significativamente asociadas con demencia incidente dentro de los 5 años, con dos proteínas (SVEP1 y angiostatina) implicadas causalmente en la enfermedad de Alzheimer mediante aleatorización mendeliana.

En el estudio actual, Walker y sus colegas observaron 14 indicadores de salud basados ​​en proteínas derivados de muestras de plasma, además de medidas de plasma y PET de Alzheimer y neurodegeneración, en el Estudio longitudinal de Baltimore sobre el envejecimiento (BLSA). También utilizaron datos de la Riesgo de aterosclerosis en las comunidades (ARIC) para ver si los indicadores proteómicos que se correlacionaban con los biomarcadores de Alzheimer también predecían el riesgo de demencia a 25 años.

En los análisis primarios se incluyeron un total de 706 participantes de BLSA; todos estaban cognitivamente intactos en el momento de la medición del biomarcador. La edad media era de unos 68 años, el 54% eran mujeres y el 67% eran blancos.

En general, los participantes de BLSA tenían una prevalencia más baja de enfermedad isquémica cardíaca y enfermedad renal crónica que los estadounidenses de 65 años o más, anotaron los investigadores. La prevalencia de insuficiencia cardíaca estaba a la par de la población general.

Una mayor enfermedad renal, un riesgo de enfermedad cardiovascular secundaria (pero no primaria) y un riesgo de pronóstico de insuficiencia cardíaca (fracción de eyección preservada y reducida) se vincularon consistentemente con niveles de biomarcadores plasmáticos indicativos de una mayor patología de Alzheimer y carga neurodegenerativa, después de ajustar por edad, sexo, raza y educación.

“En particular, las asociaciones de riesgo de enfermedad renal y las asociaciones de riesgo de enfermedad cardiovascular y pronóstico de insuficiencia cardíaca se mantuvieron en gran medida similares cuando los participantes con evidencia de disfunción renal (tasa de filtración glomerular estimada por debajo de 60) y enfermedad cardiovascular (es decir, enfermedad isquémica cardíaca, insuficiencia cardíaca congestiva o accidente cerebrovascular) fueron excluidos”, escribieron Walker y sus coautores.

Un mayor porcentaje de grasa corporal y grasa visceral se asociaron con niveles más bajos de p-tau181, NfL y GFAP. Una mayor masa corporal magra se asoció con una p-tau181 más alta y una NfL y GFAP más bajas. Entre los participantes con PET de amiloide positiva, el mal pronóstico de la insuficiencia cardíaca se correlacionó positivamente con una beta amiloide cortical más alta, después de ajustar por datos demográficos.

En el estudio ARIC de 11.285 personas, un total de 2.063 (18,3%) tuvieron demencia incidente durante una mediana de seguimiento de 21,1 años. El mayor riesgo de demencia se asoció con un mayor riesgo cardiovascular primario y secundario, así como con un peor pronóstico de insuficiencia cardíaca, después de realizar ajustes por edad, sexo, raza, lugar de estudio, educación y APOE4 estado.

“Es importante destacar que estas asociaciones siguieron siendo similares después de excluir a los participantes con enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular y sospecha de insuficiencia cardíaca (basada en el uso de medicamentos para la insuficiencia cardíaca) en el momento de la medición de proteínas”, observaron Walker y sus coautores.

El estudio tuvo varias limitaciones, reconocieron los investigadores. Los indicadores de salud proteómica se construyeron y validaron en cohortes compuestas principalmente por participantes blancos, y no está claro si eran óptimos para el subconjunto considerable de participantes no blancos en BLSA y ARIC. Algunos resultados nulos en los análisis PET se debieron a tamaños de muestra pequeños.

Además, los análisis primarios fueron transversales y no pudieron arrojar luz sobre cómo los cambios en la salud periférica podrían influir en la progresión de los biomarcadores del Alzheimer.

  • judy george cubre noticias de neurología y neurociencia para MedPage Today y escribe sobre envejecimiento cerebral, Alzheimer, demencia, EM, enfermedades raras, epilepsia, autismo, dolor de cabeza, derrame cerebral, Parkinson, ELA, conmoción cerebral, CTE, sueño, dolor y más. Seguir

Divulgaciones

Este estudio fue apoyado por el programa de investigación intramuros del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento.

Walker no informó ningún conflicto de intereses. Algunos coautores son empleados de SomaLogic, que desarrolló los indicadores de salud basados ​​en proteínas utilizados en el estudio y tiene un interés comercial en los resultados.

Fuente principal

Anales de neurología

Referencia de fuente: Dark HE, et al “Los indicadores proteómicos de la salud predicen los niveles de biomarcadores de la enfermedad de Alzheimer y el riesgo de demencia” Ann Neurol 2023; DOI: 10.1002/ana.26817.

Por favor habilite JavaScript para ver el comentarios impulsados ​​por Disqus.

2023-11-20 18:07:26
#Las #proteínas #predicen #los #signos #enfermedad #Alzheimer,

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy