Home Internacional Las señales de reorganización necesitan una acción seria para subir de nivel

Las señales de reorganización necesitan una acción seria para subir de nivel

by admin

Actualizaciones del gobierno del Reino Unido

La reorganización del gabinete se ve mejor como información. Aparte de la destitución de ministros que se han convertido en pasivos políticos, indican los problemas que más preocupan a Downing Street.

Visto de esa manera, la reorganización de Boris Johnson ofrece dos pistas clave sobre el estado de ánimo de Downing Street. La primera es que reconoce la necesidad de convertir la nivelación de un eslogan en un plan de acción convincente. Y el segundo es que necesita reconstruir algunos puentes con su partido.

Si bien otros cambios pueden generar más titulares, la medida clave es el nombramiento de Michael Gove como secretario de comunidades y vivienda con un enfoque particular en la agenda de nivelación. Independientemente de las críticas que se hagan a la política de Gove, Johnson lo ve como un ministro eficaz y enérgico que tiene más probabilidades que la mayoría de convertir lo que hasta ahora ha sido un eslogan nebuloso en una estrategia detallada. Gove se ha convertido en el ministro de referencia de Johnson para los principales desafíos estratégicos y su nombramiento indica la preocupación del primer ministro de que las enormes expectativas que ha avivado deben convertirse en una entrega visible.

Gove también ahora asume la responsabilidad de planificar la reforma, un tema que ha enfurecido a los parlamentarios conservadores y ha provocado preocupaciones sobre la enajenación de los votantes del sur. El primer paso en esto se identificó con el ex estratega Dominic Cummings, quien provocó una reacción violenta parlamentaria con la noción de un algoritmo diseñado centralmente que anula las preocupaciones locales. La tarea de Gove aquí es encontrar formas de cumplir con el compromiso del gobierno con la construcción de viviendas sin perder a los defensores. Al mantener la responsabilidad de la Unión, Gove ahora tiene varios de los desafíos más difíciles del gobierno.

Lea también:  India rechaza los informes sobre los ataques aéreos estadounidenses en Afganistán | Noticias de la India

En otros lugares, el tema es la sustitución más sencilla de pasivos por ministros más eficaces. Después de un período sin esperanza en la educación, Gavin Williamson era evidentemente un hombre muerto caminando. Robert Jenrick, el predecesor de Gove, no solo se había visto empañado por el escándalo sobre un donante conservador, sino que también se había llevado la lata por la fallida reforma de la planificación. Dominic Raab había estado perdiendo apoyo incluso antes de su mal manejo de la retirada de Afganistán, pero eso selló su destino. Permanece en el gabinete en el papel menor de secretario de Justicia con la hoja de parra de su nombramiento al papel sin sentido de viceprimer ministro.

De los ministros que han recibido muchas propinas para la despedida, solo Priti Patel, la secretaria del Interior, sobrevive, en parte porque gran parte de la vitriolo que se dirige hacia ella proviene de fuera del partido y no de dentro.

Otros se han ido principalmente porque se consideró que se les había acabado el tiempo. Amanda Milling no tenía el poder suficiente como presidenta conservadora y no pudo prever la derrota en las elecciones parciales de Chesham y Amersham. Robert Buckland, el señor canciller, no tenía esas marcas negras, pero era prescindible y fue a facilitar el movimiento de Raab.

Finalmente, Johnson tiene favoritos de partido avanzados, más obviamente Liz Truss, la nueva secretaria de Relaciones Exteriores, quien durante meses encabezó la encuesta Conservative Home de los ministros de gabinete mejor calificados. Ha impresionado a Johnson con su entusiasta búsqueda de acuerdos comerciales y los activistas la valoran como una de las pocas personas en el gabinete que aún están listas para luchar por los ideales del libre mercado. Truss, una atlantista comprometida y halcón de China, ayudará a construir puentes en Washington, mientras que su tiempo como secretaria de Comercio le ha dado una base diplomática.

Lea también:  Noruega cumple una década desde la masacre de Breivik con un alegato contra el extremismo

Nadine Dorries, la nueva secretaria de cultura y una de las primeras patrocinadoras de Johnson, también deleitará a los activistas como una posible asaltante entusiasta de los medios metropolitanos y perseguidora de guerras culturales. El paso de Oliver Dowden de la cultura a la presidencia del partido es una señal de que Johnson considera que la organización del partido necesita una reorganización.

Finalmente está el perro que no ladró. Para sorpresa de nadie, las belicosas amenazas contra el canciller Rishi Sunak no llegaron a nada. El primer ministro puede sospechar de su ambicioso vecino, pero su enfoque está en mejorar la competencia y entregar las partes de su gobierno que no funcionan, no las partes que sí lo están.

0 comment
0

You may also like

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy