Los hipopótamos pueden reconocer las voces de sus amigos

Los hipopótamos salvajes son criaturas ruidosas, sus llamadas viajan largas distancias a través de lagos y ríos.

Pero hasta ahora, la función precisa de los fuertes “silbidos graznidos” que hacen los animales ha sido un misterio.

Los científicos que estudian hipopótamos en una reserva natural en África dicen que los distintivos graznidos permiten a los grandes mamíferos distinguir a un amigo de un enemigo.

Y el equipo dice que los animales probablemente puedan reconocer a los individuos por sus “voces”.

El líder del estudio, el profesor Nicolas Mathevon, de la Universidad de Saint-Etienne, en Francia, ha estudiado los sonidos que hacen los animales en todo el mundo, desde las focas leopardo hasta las hienas.

Dijo que los hipopótamos tienen un amplio repertorio vocal, que incluye gruñidos, bramidos, chillidos y “silbidos graznidos”, pero se sabe muy poco sobre su comunicación social.

“En su llamada, hay información sobre la identidad del individuo, por lo que tienen ‘voces’, y pueden reconocerse entre sí por sus voces”, dijo. “Esta capacidad de reconocimiento apoya las relaciones sociales entre los individuos”.

Para obtener más información sobre la comunicación de los hipopótamos, investigadores franceses grabaron los sonidos de los hipopótamos que viven en la Reserva Especial de Maputo en Mozambique.

El silbido-bocinazo es la llamada de hipopótamo más común y la más fuerte: viaja hasta 1 km, según el estudio.

Los biólogos registraron los graznidos de los hipopótamos y los transmitieron desde la orilla de los lagos para ver cómo respondían otros individuos.

Descubrieron que los hipopótamos podían distinguir a amigos, vecinos y extraños por sus voces. Además de diferenciar a un amigo de un enemigo (o, al menos, hipopótamos desconocidos), los animales probablemente puedan distinguir entre individuos, según los investigadores, aunque no pueden estar absolutamente seguros de esto.

Y a pesar de que parecía estar holgazaneando en el agua, los grandes mamíferos claramente estaban prestando mucha atención a su entorno y respondieron de inmediato a las transmisiones.

Los animales respondieron de manera más agresiva a los hipopótamos desconocidos, con llamadas más rápidas, más fuertes y más frecuentes, a menudo acompañadas de exhibiciones territoriales de rociado de estiércol.

El profesor Mathevon dijo que era importante aprender más sobre la biología y el comportamiento de los hipopótamos para ayudar a evitar conflictos entre humanos y animales.

El conocimiento también podría ayudar con la conservación, dijo, ya que los hipopótamos salvajes a veces se trasladan de un lugar a otro para mantener saludables a las poblaciones locales.

El trabajo puede inspirar a los conservacionistas a hacer grabaciones para permitir que los hipopótamos locales se acostumbren a la voz de los nuevos antes de que lleguen, agregó.

Los hipopótamos aún no están en peligro de extinción en la naturaleza, pero su número se está desplomando rápidamente. Son una fuente de conflicto animal-humano, con hipopótamos causando cientos de muertes humanas al año.

La investigación se publica en Current Biology.

Sigue a Helena en Twitter

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.