Los parlamentarios instan a utilizar la ley de seguridad nacional del Reino Unido para examinar el acuerdo Telegraph de la familia Barclay

Desbloquea el Editor’s Digest gratis

Los parlamentarios conservadores han pedido al gobierno que utilice las leyes de seguridad nacional del Reino Unido para investigar el intento de la familia Barclay de recuperar el control del grupo de periódicos Telegraph utilizando fondos de Abu Dhabi.

Cinco parlamentarios conservadores, incluidos Edward Leigh y John Hayes, han escrito al viceprimer ministro Oliver Dowden, al secretario de Negocios Kemi Badenoch y a la secretaria de Cultura Lucy Frazer cuestionando el uso de riqueza soberana extranjera para comprar el periódico nacional del Reino Unido.

El Daily Telegraph es tradicionalmente el periódico más alineado con el Partido Conservador (Boris Johnson escribió una columna semanal para el periódico antes de convertirse en primer ministro), lo que ha causado cierta preocupación sobre su futura propiedad entre los parlamentarios conservadores.

El grupo de medios fue puesto en quiebra por Lloyds Banking Group a principios de este año debido a deudas impagas y desde entonces el banco lo ha puesto a la venta en una subasta.

Sin embargo, la familia Barclay ha hecho en los últimos días se ofreció a pagar la totalidad de los 1.100 millones de libras esterlinas en deuda pendiente. Esto se financiaría con deuda proporcionada por un miembro de la familia real de Abu Dhabi y RedBird IMI, un vehículo de inversión encabezado por el exjefe de Espanol, Jeff Zucker, que también está parcialmente respaldado por International Media Investments, con sede en Abu Dhabi.

Los parlamentarios dijeron en la carta que les preocupaba que los vehículos de inversión con vínculos con la familia real emiratí “pronto pudieran obtener control o influencia material sobre dos de las publicaciones de medios más importantes de Gran Bretaña, The Telegraph y The Spectator”.

Argumentan que “existen argumentos sólidos para un escrutinio minucioso por parte del gobierno tanto en virtud de la Ley de Empresas de 2002 como de la Ley de Inversión y Seguridad Nacional de 2021”, especialmente si la oferta implicaba tomar las publicaciones como garantía del préstamo, “una cantidad que, por cualquier medida sensata, los ingresos de las publicaciones no podrán sustentar”.

La carta marca la primera vez que los parlamentarios conservadores cuestionan específicamente los vínculos de la familia Barclay con Abu Dhabi, en lugar de limitarse a advertir sobre la influencia extranjera en la adquisición del grupo periodístico.

“La influencia material sobre un periódico nacional de calidad que se pasa a un gobernante extranjero en cualquier momento debería generar preocupación, pero dado el contexto geopolítico actual, tal acuerdo debe ser investigado”, dijeron los parlamentarios en la carta.

“Claramente, esto representa una amenaza potencial a la libertad de prensa en este país y, dada la posición de influencia que tienen estas publicaciones, existe el riesgo de que temas relacionados con la seguridad nacional no se informen con precisión”. La carta también ha sido firmada por la baronesa conservadora Margaret Eaton.

Las preocupaciones de los parlamentarios pueden tener poco efecto en cualquier decisión de Lloyds sobre el futuro del periódico, dado que la familia tiene el derecho legal de pagar las deudas.

La próxima semana, se espera que se aplace una audiencia judicial para liquidar un holding que se encuentra por encima del grupo, que es de hecho la parte final de la administración judicial, para dar más tiempo a la familia para estructurar el acuerdo con Lloyds.

Los patrocinadores de la familia todavía tienen que actuar con la debida diligencia y el banco debe estar seguro de la financiación, pero si la familia encuentra el dinero para pagar la deuda en su totalidad, se detendrá la subasta del periódico.

Los parlamentarios sostienen que el acuerdo de la familia Barclay podría investigarse mediante una notificación de intervención de interés público.

Pero la familia Barclay dijo en un comunicado que no había “ningún precedente ni base para una decisión”. [public interest intervention notice] “Se está emitiendo en relación con una transacción de deuda, y estamos muy seguros de que la propuesta de la familia no provocará ninguna revisión regulatoria con respecto a la propiedad de los activos de los medios”.

2023-11-19 18:15:44
#Los #parlamentarios #instan #utilizar #ley #seguridad #nacional #del #Reino #Unido #para #examinar #acuerdo #Telegraph #familia #Barclay,

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy