Los republicanos piensan que Nevada será un campo de batalla, pero primero, necesitan un candidato. No hay murmullos de posibles candidatos creíbles que se unan a la carrera en el corto plazo.

Los republicanos quieren las llaves de los cargos estatales en Nevada, pero los candidatos han guardado silencio sobre sus intenciones para 2022, particularmente cuando se trata de la carrera por el Senado.

Si bien los republicanos insisten en que Nevada es una excelente oportunidad de recuperación debido a las luchas dentro del partido entre los demócratas, ningún republicano creíble ha enviado señales abiertas de que planean desafiar a la senadora Catherine Cortez Masto, quien lanzado su campaña el mes pasado y comenzó a recaudar fondos.

En la lista de prioridades de 2022 para los republicanos del Senado, Nevada probablemente se ubique detrás de las oportunidades de reclutamiento en Georgia y New Hampshire, y de defender los escaños en Carolina del Norte, Ohio, Pensilvania y Wisconsin. Republicanos que hablaron con Revista Nacional confían en que, a pesar del mapa amplio, los grupos externos apoyarán a los eventuales nominados, pero eso no significa que puedan esperar hasta el último minuto para lanzar una campaña.

“Entra sabiendo que probablemente se gastará más”, explicó el estratega republicano Jeremy Hughes. “Hay que construir una organización y una operación de primer nivel. Tienes que tener una estrategia nacional agresiva de recaudación de fondos, tienes que tener una estrategia estatal agresiva.

“Básicamente, tienes que construir la mejor campaña en la historia de Nevada”, continuó Hughes.

Ningún candidato republicano de Nevada ha lanzado una campaña exploratoria ni ha filtrado noticias de una oferta inminente. En otros estados campo de batalla como Georgia, aunque ningún candidato ha declarado su candidatura, no es ningún secreto que los demócratas están esperando que Stacey Abrams tome una decisión sobre la carrera a gobernador, y los republicanos están esperando que la exsenadora Kelly Loeffler decida si quiere. para vadear un potencial atestado Primarias republicanas para una revancha contra el senador Raphael Warnock.

Después de quedarse cortos en las elecciones estatales en los últimos ciclos, incluida la pérdida de un escaño en el Senado y la mansión del gobernador en la ola de 2018, los republicanos de Nevada no tienen un gran número de titulares de cargos para asumir el mando de una campaña en el Senado. . La secretaria de Estado de Nevada, Barbara Cegavske, es la única que ocupa un cargo republicano en todo el estado, y solo uno de los cuatro distritos del Congreso del estado está representado por un republicano, el representante Mark Amodei.

Lea también:  Srikanth Kidmabi sobrevive a la prueba Lakshya Sen para ingresar a la final

Los republicanos que discuten la contienda por antecedentes indicaron que nadie está conteniendo la respiración a la espera de que los funcionarios estatales más importantes del partido, el exsenador Dean Heller y el exgobernador Brian Sandoval, se unan a la contienda. Sandoval se ha desempeñado cómodamente como presidente de la Universidad de Nevada, y su comportamiento no ha indicado que espere enfrentarse a un senador demócrata, elogiando a los senadores Cortez Masto y Jacky Rosen en una Pío por aprobar el proyecto de ley de estímulo de COVID.

Un estratega republicano dijo que si Heller inesperadamente decide saltar en la carrera más cerca de la > de presentación, no tendría muchos problemas para reunir a los donantes y establecer una operación. No hay indicios de que Heller, que trabaja por cuenta propia como consultor político, según su LinkedIn página, y viviendo aproximadamente a una hora al sur de Reno, estaría interesado.

El vicepresidente del Partido Republicano de Nevada, Jim Hindle, dijo que a puerta cerrada, el partido ha estado conversando con candidatos potenciales que “no solo han expresado su interés, sino que también se ajustan al perfil y al conjunto de habilidades”. Sin embargo, el tiempo es esencial.

“Desde la perspectiva republicana, hay que entrar temprano [because you] tenemos que construir una operación muy grande en muy poco tiempo ”, dijo Hughes. “La única ventaja que tenemos a nuestro favor es que tenemos un partido estatal que es completamente funcional, operativo y que va a trabajar con campañas, mientras [Democrats] tener un partido estatal que va a ser antagónico “.

El senador Ted Cruz recientemente tuiteó su aprobación de Adam Laxalt, el ex fiscal general de Nevada que perdió ante Sisolak en 2018, y se rumorea que está pateando silenciosamente los neumáticos en una oferta. Lanzó un comité de acción política después de su pérdida como gobernador, lo que le permite mantener el contacto con los donantes. Recientemente habló en CPAC y escribió un editorial para RealClearPolitics declarando que la “toma de control socialista” del Partido Demócrata de Nevada es un referente para el futuro del Partido Demócrata nacional.

Lea también:  El Dr. Jonathan Kaplan y la Dra. Katharine Roxanne Grawe (Dra. Roxy) sobre cómo prepararse para el éxito con la mentalidad adecuada

El editorial fue en respuesta a la noticia que, luego de que un grupo de candidatos progresistas, con el apoyo del capítulo local de los Socialistas Democráticos de América, tomara el relevo liderazgo del Partido Demócrata de Nevada, el personal del partido existente, que estaba más alineado con el exsenador Harry Reid, renunció.

Otros posibles candidatos republicanos incluyen al ex vicegobernador Mark Hutchison, el alguacil del condado de Clark Joe Lombardo y el senador estatal Ben Kieckhefer, aunque ninguno ha dado a conocer públicamente que esté preparando ofertas.

Entre aquellos que podrían estar dispuestos a correr, es probable que haya algo de confusión entre bastidores. Cortez Masto y el gobernador Steve Sisolak se postulan para la reelección, y si el representante republicano Mark Amodei opta para la carrera a gobernador, su escaño en la Cámara puede resultar atractivo para aquellos que también estén considerando la carrera por el Senado. También habrá elecciones estatales para cargos ejecutivos como fiscal general y tesorero.

Los aspirantes al Senado que se están tomando su tiempo para unirse a la carrera pueden estar considerando la probabilidad de que las primarias republicanas estén menos concurridas que en estados como Georgia o Pensilvania, lo que significa que no tendrán que recaudar grandes sumas de dinero solo para llegar a la general. mientras se defiende de los ataques de otros republicanos.

Aunque los demócratas se encuentran en una posición de fortaleza, el estado aún podría ser competitivo en un año de mitad de mandato de una presidencia demócrata, especialmente después de que el presidente Biden ganó el estado por solo 2 puntos. Capturó dos de los 16 condados, Washoe y Clark, que son los más poblados y albergan a Reno y Las Vegas, respectivamente. Los republicanos creen que pueden ganar recortando el margen de los demócratas en esos dos condados y aumentando la participación en los otros 14 condados rurales en el contexto de lo que esperan sea una lucha interna demócrata sostenida.

Lea también:  La jueza no vinculada Paula Patrick gobierna en la guerra por la estatua de Colón y la caja de madera contrachapada en Filadelfia

Hindle estuvo de acuerdo en que la carrera debería comenzar a tomar forma pronto, aunque rechazó cuando se le preguntó si la falta de un candidato es una preocupación en este momento.

“Creo que todavía tenemos algo de tiempo”, dijo Hindle. “A medida que avanzamos en 2021, probablemente necesite tomar alguna forma … pero ¿es verano, es otoño? Creo que eso dependerá del candidato “.

Hindle también dijo que es “una pregunta abierta” si el partido estatal se involucrará en las primarias respaldando a un candidato.

“Existe un gran interés en asegurarse de que los candidatos que tienen el apoyo de un partido, y puede ser más de uno, sean buenos conservadores que representen a los distritos electorales republicanos en la mente y en los hechos”, explicó Hindle.

Si bien la lealtad al presidente Trump puede ser un tema polarizador y definitorio en otras primarias republicanas del Senado, los republicanos de Nevada no anticipan que las luchas internas en torno a la marca Trump desempeñen un papel importante, especialmente si las primarias no terminan siendo particularmente concurridas.

“Hubo un breve período de tiempo en el que quien más amaba a Trump parecía ser la moneda de cambio de las primarias, ya no creo que ese sea el caso”, dijo el estratega republicano Rory McShane, antes de aclarar que los “candidatos abiertamente anti-Trump” no sería viable.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.