Medicamentos y suplementos que pueden aumentar su presión arterial.

Desde analgésicos hasta estimulantes, sepa qué medicamentos y suplementos pueden afectar su presión arterial.

Por el personal de Mayo Clinic

Algunos medicamentos recetados y de venta libre, así como suplementos y otras sustancias, pueden elevar su presión arterial. Algunos también pueden interferir con los medicamentos destinados a reducir la presión arterial.

A continuación, se incluyen algunos medicamentos, suplementos y otras sustancias que pueden aumentar su presión arterial. Si está usando alguna de estas sustancias y le preocupa el efecto que podría tener en su presión arterial, hable con su médico.

Medicamentos para el dolor

Ciertos medicamentos para el dolor y antiinflamatorios pueden hacer que retenga agua, creando problemas renales y aumentando su presión arterial. Ejemplos incluyen:

  • Indometacina (Indocin, Tyvorbex)
  • Medicamentos de venta libre como aspirina, naproxeno sódico (Aleve) e ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros)
  • Piroxicam (Feldene)

Controle su presión arterial con regularidad. Hable con su médico sobre qué analgésico es mejor para usted. Si debe continuar tomando un analgésico que eleve su presión arterial, su médico puede recomendarle cambios en el estilo de vida o medicamentos adicionales para controlar su presión arterial.

Medicamentos para el resfriado (descongestionantes)

Los descongestionantes estrechan los vasos sanguíneos, lo que dificulta que la sangre fluya a través de ellos, lo que aumenta la presión arterial. Los descongestionantes también pueden hacer que algunos medicamentos para la presión arterial sean menos efectivos. Ejemplos de descongestionantes son:

  • Pseudoefedrina (Sudafed 12 horas)
  • Fenilefrina (Neo-Sinefrina)

Revise la etiqueta de su medicamento para el resfriado o la alergia para ver si contiene un descongestionante. Si tiene presión arterial alta, es mejor evitar los descongestionantes. Pregúntele a su médico o farmacéutico acerca de los productos para el resfriado de venta libre hechos para personas que tienen presión arterial alta.

Antidepresivos

Los antidepresivos actúan cambiando la respuesta de su cuerpo a las sustancias químicas del cerebro, como la serotonina, la norepinefrina y la dopamina, que afectan su estado de ánimo. Estos productos químicos también pueden provocar un aumento de la presión arterial. Algunos ejemplos de antidepresivos que pueden elevar su presión arterial son:

  • Inhibidores de la monoaminooxidasa
  • Antidepresivos tricíclicos
  • Fluoxetina (Prozac, Sarafem)

Si toma antidepresivos, controle su presión arterial con regularidad. Si su presión arterial aumenta o no está bien controlada, pregúntele a su médico sobre alternativas a estos medicamentos.

Anticonceptivos hormonales

Las píldoras anticonceptivas y otros dispositivos anticonceptivos hormonales contienen hormonas que pueden aumentar la presión arterial al estrechar los vasos sanguíneos más pequeños. Casi todas las píldoras, parches y anillos vaginales anticonceptivos vienen con advertencias de que la presión arterial alta puede ser un efecto secundario. El riesgo de hipertensión arterial es mayor si tiene más de 35 años, sobrepeso o fuma.

No todas las mujeres tendrán un aumento de la presión arterial debido al uso de anticonceptivos hormonales. Pero si está preocupado, controle su presión arterial al menos cada seis a 12 meses.

Si ya tiene presión arterial alta, considere usar un método anticonceptivo diferente. Si bien casi todas las píldoras anticonceptivas pueden aumentar su presión arterial, es menos probable que aumente su presión arterial si usa una píldora anticonceptiva o un dispositivo que contenga una dosis más baja de estrógeno.

Cafeína

La cafeína puede provocar un aumento temporal de la presión arterial en personas que no la consumen con regularidad.

La cafeína bloquea una hormona que mantiene abiertos los vasos sanguíneos, lo que permite que la sangre pase fácilmente. Esto puede aumentar temporalmente la presión arterial. Sin embargo, no hay pruebas suficientes para demostrar que la cafeína aumenta la presión arterial a largo plazo.

Ejemplos de medicamentos y productos que contienen cafeína incluyen:

  • Pastillas de cafeína (Vivarin, otras)
  • Café
  • Bebidas energéticas y otras bebidas.

El contenido de cafeína del café puede variar ampliamente, por lo que es difícil decir cuántas tazas de café puedes beber al día.

Para ver si la cafeína aumenta su presión arterial, controle su presión arterial unos 30 minutos después de beber una taza de café u otra bebida con cafeína. Si su presión arterial aumenta de cinco a 10 puntos, es posible que sea sensible a los efectos de la cafeína que aumentan la presión arterial.

Suplementos de hierbas

Recuerde informar a su médico sobre cualquier suplemento de hierbas que esté tomando o esté pensando en tomar, para saber si el suplemento podría elevar su presión arterial o interactuar con los medicamentos para la presión arterial. Algunos ejemplos de suplementos a base de hierbas que pueden afectar la presión arterial o los medicamentos para la presión arterial incluyen:

  • Árnica (Arnica montana)
  • Efedra (huang)
  • Ginseng (Panax quinquefolius y Panax ginseng)
  • Guaraná (Paullinia cupana)
  • Regaliz (Glycyrrhiza glabra)

Los suplementos de hierbas no son necesariamente seguros solo porque son naturales. Consulte con su médico antes de tomar cualquier suplemento a base de hierbas. Es posible que deba evitar los suplementos que elevan su presión arterial o interfieren con sus medicamentos para la presión arterial.

Terapias biologicas

Los medicamentos potentes utilizados en terapias biológicas pueden tener efectos secundarios, incluida la presión arterial alta. Algunos de estos medicamentos se dirigen a células específicas y otros usan el propio sistema inmunológico de su cuerpo para combatir una variedad de enfermedades autoinmunes y cánceres.

Los inhibidores de la angiogénesis en particular y algunos anticuerpos monoclonales pueden causar un aumento de la presión arterial. Ejemplos de estos medicamentos incluyen:

  • Bevacizumab (Avastin)
  • Gefitinib (Iressa)
  • Imatinib (Gleevec)
  • Pazopanib (Votrient)
  • Ramucirumab (Cyramza)

Inmunosupresores

Estos medicamentos se administran a casi todas las personas que han tenido un trasplante de órganos. Algunos inmunosupresores pueden aumentar su presión arterial, posiblemente debido a las formas en que los inmunosupresores pueden afectar sus riñones. Algunos ejemplos de inmunosupresores que pueden aumentar su presión arterial incluyen:

  • Ciclosporina (Neoral, Sandimmune, Gengraf)
  • Tacrolimus (Astagraf XL, Prograf, Envarsus XR)

Controle su presión arterial con regularidad. Si su presión arterial aumenta o no está bien controlada, pregúntele a su médico sobre alternativas a estos medicamentos. Su médico puede recomendarle cambios en el estilo de vida o medicamentos adicionales para controlar su presión arterial alta.

Estimulantes

Los estimulantes, como el metilfenidato (Ritalin, Concerta, otros), pueden hacer que su corazón lata más rápido o irregularmente, elevando su presión arterial.

Controle su presión arterial con regularidad si toma un estimulante. Si su presión arterial aumenta o no está bien controlada, pregúntele a su médico sobre alternativas a estos medicamentos. Es posible que le recomiende cambios en el estilo de vida o medicamentos adicionales para controlar su presión arterial alta.

Una advertencia sobre las drogas ilegales

Las drogas ilegales pueden aumentar la presión arterial al estrechar las arterias que suministran sangre al corazón. Esto aumenta su frecuencia cardíaca y daña su músculo cardíaco.

Ejemplos de drogas ilegales que pueden afectar su corazón incluyen:

  • Anfetaminas, incluida la metanfetamina
  • Esteroides anabólicos
  • Cocaína
  • MDMA

Si está usando drogas ilegales, es importante que deje de hacerlo. Pídale a su médico información sobre programas de tratamiento de drogas o asesoramiento.