Revisión de Arcade Paradise: disfrute de algunas vibraciones retro de los 90 en este tributo a los juegos clásicos | Juegos

yoEs a principios de la década de 1990 y a usted, que abandonó la universidad, se le ha encomendado la tarea de cuidar el negocio de lavandería de su padre, que está crónicamente decepcionado. No es un trabajo emocionante. Recoges la basura, destapas el inodoro, metes la ropa en las máquinas y la vuelves a sacar. Pero en la trastienda, hay una pequeña colección de máquinas recreativas para ayudar a los clientes a pasar el tiempo mientras se secan las camisas, y hay suficiente dinero en sus monederos para comprar un gabinete completamente nuevo. Y así comienzas el lento proceso de transformar en secreto el negocio de tu padre en una próspera sala de juegos, reinvirtiendo el dinero que ganas lavando la ropa interior sucia de la gente para comprar más videojuegos.

Arcade Paradise es un simulador de gestión de bajo perfil que va a su propio ritmo, bastante lánguido. No tienes una enorme cantidad de influencia sobre cuánto dinero ganas o qué tan rápido puedes expandirte; lavas la ropa, juegas y esperas a que se acumule dinero. Lidiar con la ropa de los clientes rápidamente le otorga dinero extra, pero ¿por qué se sentaría junto a la lavadora cuando podría estar jugando en los gabinetes de juegos en la parte de atrás? Hay más de 30 de ellos para coleccionar, todos encantadoramente inspirados en los clásicos de los años 70, 80 y 90: hay un cruce entre GTA y Pac-Man, un par de giros en Space Invaders, un juego de aventuras de rompecabezas de combinaciones, un zombie shooter . De manera frustrante, tienden a requerir más tiempo de su parte que el ciclo de lavado promedio, por lo que debe elegir entre lavar la ropa de manera competente y pasar una cantidad satisfactoria de tiempo con un juego.

Ganar nuevos juegos es la motivación para persistir con el trabajo servil del día a día, pero desafortunadamente, la mayoría de ellos son decepcionantemente promedio. Los viejos clásicos de arcade han perdurado porque son obras maestras del diseño de juegos, con el equilibrio perfecto entre la frustración de un intento más del fracaso y el golpe de dopamina del éxito. La mayoría de estos tributos no se acercan a lo real, así que después de unas horas, me quedé preguntándome por qué estaba trabajando tan duro para comprarlos. Sin embargo, logran el aspecto, ya sean gráficos vectoriales, sprites de 16 bits o colores 3D tempranos, hasta los gabinetes y los carteles del juego que los anuncian. los sentir La cultura de los juegos de principios de los 90 se recrea con amor aquí y es entrañable.

Completar los desafíos diarios de máquinas recreativas te permite ganar dinero además de los ingresos de tu lavandería, lo que te permite comprar mejoras que facilitan tu trabajo, como bolsas de basura más grandes. Pero hombre, se necesitan años para ganar lo suficiente para mejoras significativas. Me sumergí en el ritmo de Arcade Paradise bastante rápido, solo para descubrir que después de unas horas de juego, TODO comenzó a sentirse como trabajo, incluso jugar a los juegos de arcade. Tratar de ganar un juego de air hockey digital frustrantemente impreciso para ganar algo de dinero mientras tu reloj suena constantemente porque es hora de vaciar las secadoras no es muy divertido. Nunca encontré un equilibrio que me permitiera disfrutar adecuadamente ni de la gestión de la lavandería ni de los juegos de arcade. Siempre estás dividiendo tu atención entre ellos, y ninguno es lo suficientemente interesante por sí solo.

Arcade Paradise a veces parece un poco confuso: si la premisa del juego es que estás ejecutando una sala de juegos en la lavandería de tu padre en secreto, por ejemplo, ¿por qué es tu padre el que te paga bonos por esos desafíos de juego diarios? ? Tiene la sensación de un juego que cambió de forma varias veces en el transcurso de su desarrollo. No obstante, es más que una colección de tributos promedio a los juegos de arcade. Intencionalmente o no, captura algo del aburrimiento de la edad adulta joven y la desilusión de la Generación X de los 90 con el trabajo de baja categoría, y cómo los videojuegos siempre han sido un colorido escape del aburrimiento de la vida cotidiana.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.