Se insta a los australianos a abandonar Ucrania a medida que aumentan los temores sobre la crisis de Ucrania, el mundo se prepara

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Australia ha instado a los ciudadanos a no viajar a Ucrania mientras el mundo se prepara para una posible invasión rusa.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Australia ha aconsejado a los ciudadanos que no viajen a Ucrania y ha ordenado a los dependientes del personal de la embajada de Australia en Kiev que abandonen el país.

En un cambio nocturno del lunes, el gobierno federal actualizó su consejo y les dijo a todos los australianos que abandonaran Ucrania ahora y que no viajaran al país en medio del “riesgo de conflicto armado” con Rusia. Su consejo general ahora se ha elevado a “no viajar”.

“El gobierno australiano ha ordenado la salida de Kiev de los dependientes del personal de la embajada australiana”, se lee en el sitio web de Smart Traveler.

“Si estás en Ucrania, debes irte ahora por medios comerciales si es seguro hacerlo. La disponibilidad de vuelos podría cambiar o suspenderse con poca antelación”.

El gobierno instó a los afectados a contactar directamente con las aerolíneas o los proveedores de transporte.

Hay planes para evacuar a los familiares australianos de diplomáticos fuera de la capital ucraniana, Kiev, mientras que también está activo un portal para ciudadanos australianos en el país.

el mundo se prepara

La OTAN dijo el lunes que estaba enviando aviones y barcos para reforzar su flanco de Europa del Este, mientras Estados Unidos y la UE buscaban coordinar una respuesta dura a Rusia si invade Ucrania.

Las tensiones se han disparado por el despliegue de Rusia de unos 100.000 soldados y blindados pesados ​​en las fronteras de su vecino, a pesar de la insistencia del Kremlin de que no está planeando una nueva incursión.

Estados Unidos y Gran Bretaña se encontraban entre los australianos que ordenaron a las familias de los diplomáticos que abandonaran Kiev, mientras que Francia les dijo a sus ciudadanos que evitaran los viajes no esenciales a Ucrania.

Pero tanto Kiev como el jefe de política exterior de la Unión Europea dijeron que cualquier retiro del personal diplomático parecía prematuro, en medio de dudas sobre cuán inminente podría ser cualquier ataque.

El principal diplomático estadounidense, Antony Blinken, asistiría a una reunión de homólogos de la UE en Bruselas para informarles sobre su reunión del viernes con el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, donde las dos partes no lograron avances, pero acordaron seguir hablando.

Estados Unidos está tratando de reunir a sus aliados para preparar un paquete de sanciones sin precedentes para Moscú si envía más de sus fuerzas, y los miembros de la Unión Europea insisten en que podrían golpear al Kremlin con “consecuencias masivas” en cuestión de días si es necesario.

La alianza de la OTAN, encabezada por Estados Unidos, dijo que sus miembros estaban colocando tropas “en espera” y enviando barcos y aviones para reforzar las defensas de Europa del Este en respuesta a la acumulación rusa, señalando las recientes decisiones de Dinamarca, España y Holanda de movilizar fuerzas.

“La OTAN continuará tomando todas las medidas necesarias para proteger y defender a todos los aliados”, dijo el jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg.

El Kremlin acusó a la alianza de aumentar las tensiones a través de la “histeria informativa” y las “acciones concretas”, y agregó que el riesgo de una ofensiva de las tropas ucranianas contra los separatistas prorrusos era “muy alto”.

Los ministros de Relaciones Exteriores de la UE sondearán a Blinken por una respuesta escrita que Washington se comprometió a proporcionar a Moscú esta semana después de que el Kremlin estableciera una serie de demandas de seguridad que impedirían que Ucrania se uniera a la OTAN y haría retroceder las fuerzas de la alianza en Europa del Este.

El jefe de política exterior de la UE, Josep Borrell, dijo que el bloque aún no tiene planes de sacar al personal diplomático de Kiev y agregó que no había necesidad de “dramatizar” la situación mientras continuaban las conversaciones con Rusia.

‘Nunca antes visto’

La UE, en consulta con EE. UU. y otros aliados, está presionando para elaborar un paquete de sanciones contra Moscú que espera ayude a disuadir a Rusia de cualquier acción militar.

No se espera que los ministros de Relaciones Exteriores den su aprobación a ninguna opción de sanciones el lunes, pero una fuente de la UE dijo que los gigantescos suministros de petróleo y gas de Rusia a Europa podrían ser objeto de ataques.

“No hay duda de que estamos listos para reaccionar enérgicamente con sanciones integrales, nunca antes vistas”, dijo el Ministro de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el FM Jeppe Kofod.

El bloque de 27 naciones se enfrenta a una tarea compleja para compilar su serie de medidas, ya que sus miembros tienen enfoques y vínculos marcadamente diferentes con Rusia.

El nuevo gobierno de la potencia económica de Alemania se ha enfrentado a las críticas de Kiev por su negativa a enviar armas a Ucrania y las dudas sobre los llamamientos para eliminar a Moscú del sistema global de pagos SWIFT.

La ministra de Relaciones Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, insistió en que cualquier nueva agresión de Moscú obtendría una “respuesta clara” de Europa y habló sobre el apoyo económico que Berlín brinda a Kiev.

La jefa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo que el bloque estaba preparando un paquete de ayuda financiera de emergencia de 1.200 millones de euros para Ucrania.

Gran Bretaña, que abandonó la UE a fines de 2020, intensificó la retórica con Moscú durante el fin de semana al alegar que tenía información de que el Kremlin buscaba instalar un líder “prorruso” en Kiev.

Y el lunes, el primer ministro Boris Johnson advirtió a Rusia que una invasión podría convertirse en una “nueva Chechenia”, refiriéndose al sangriento conflicto de Moscú en la década de 1990 por el territorio.

Irlanda, que no es miembro de la OTAN, hizo sonar la alarma sobre los próximos ejercicios militares rusos frente a su costa suroeste en las aguas internacionales del Atlántico.

Los temores actuales de una invasión rusa siguen a la anexión de Crimea a Ucrania por parte de Moscú en 2014.

Kiev ya está librando un conflicto de bajo nivel con los rebeldes respaldados por Rusia que controlan una parte del este del país que se ha cobrado 13.000 vidas en los últimos ocho años.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.