Ted Cruz dijo que sus objeciones electorales no tenían que ver con bloquear a Biden. Entonces alguien preguntó al respecto.

El grupo, explicó la oficina de Cruz en un comunicado, estaba “actuando no para frustrar el proceso democrático, sino para protegerlo”. Esa garantía, enterrada al final de la extensa misiva, tenía la intención de abordar la preocupación obvia de que bloquear el conteo de votos electorales corría el riesgo (infinitesimal) de descarrilar la toma de posesión del presidente electo Joe Biden, quien, según todos los informes objetivos, claramente había ganado la carrera. Pero Cruz y la pandilla insistieron en que debido a que la elección “presentó acusaciones sin precedentes de fraude electoral, violaciones y aplicación laxa de la ley electoral y otras irregularidades en la votación”, no tuvieron más remedio que lanzar la señal de alto.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.