Home Salud Un hámster llamado insomnio | El diario de Montreal

Un hámster llamado insomnio | El diario de Montreal

by admin

4:11 … (suspiro). Dormí cuatro horas seguidas. No es tan malo. Digo “no tan mal” porque esa es más o menos la cantidad promedio de horas que he podido dedicar cada noche durante meses.

• Lea también: Una pandemia de insomnio

Ya estaba teniendo un poco de insomnio antes de que el planeta cayera en una pandemia, pero era esporádico. A menudo en un momento más estresante o debido a mis dolores corporales, vestigios de mis muchos años en la gimnasia.

Pero ahí … es TODAS las noches. Siempre me despierto entre las 4 a.m. y las 5 a.m. y rara vez, o nunca, vuelvo a dormir. Se llama insomnio terminal, de acuerdo con lo que aprendí en este archivo.

Y ahí es donde mi hámster mental comienza a moverse en su pequeña rueda cansada. Como la crisis de salud me ponía a veces más irritable (¿ah, tú también?), Te diría que su ruedita que gira a 100 km / h, la defenestraría bien. Ay, se produce una interminable discusión interna, qué digo, un diálogo del sordo con mi hámster para que cierre la trampa de una vez por todas y me deje adormecer.

La expresión “ciclo del infierno” es utilizada a menudo por personas que padecen trastornos del sueño. Te despiertas, piensas demasiado, cambias de posición, te levantas, vuelves a la cama, sigues pensando demasiado, cambias de posición …

Diálogo sordo

El mío se parece un poco a esto:

– No debo olvidar enviar un correo electrónico a X mañana.

– ¿Le escribí a Y para el archivo? Me recuerda más … Realmente me cuesta concentrarme estos días …

– Al mismo tiempo, es un poco normal, estoy cansado, llevo meses sumergido en COVID todo el día, es mentalmente difícil.

– Es verdad.

Después de cambiar de posición una buena media docena de veces, esto continúa:

– ¡Dios mío, qué tenso estoy! Mi mandíbula está tan apretada. ¿Podría romper un coco con los dientes?

– Buena pregunta.

– Ah … me duele el cuello … tengo que tomar R.-V. con osteoartritis.

– Respira profundamente. Como la cosa Dr Serge Marquis en su libro, Pensando en el hámster. Respire por la nariz con toda la caja torácica. Exhala por la boca. Repita según sea necesario.

Lo necesito.

– Se siente bien. Puede que vuelva a quedarme dormido …

– No. Me traeré un vaso de agua. Vuelvo a la cama.

– ¡Las malditas variantes! Otro asunto para estresarnos. ¡No puedo esperar para recibir la vacuna!

– Si n. En la semana de los cuatro jueves …

Respirar. Caducado. Ruede en mi cama.

– Toda esta gente que ha perdido a un ser querido sin haberlo visto por última vez … Toda esta gente que murió sola. Cariño, no dejes que eso me pase a mí.

– ¡Así que deja de pensar en eso!

Soluciones

Lo que me anima es que hay soluciones que todavía no he probado.

Con eso, son las 6:30 am. Es hora de levantarse. Mi hámster está agotado. Y yo también.

You may also like

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy