Home Noticias Fiscales de Guantánamo piden huelga información obtenida de la tortura

Fiscales de Guantánamo piden huelga información obtenida de la tortura

by admin

WASHINGTON – Los fiscales militares pidieron borrar del expediente la información obtenida de la tortura de un detenido ahora detenido en la bahía de Guantánamo, revirtiendo su posición anterior de que la información podría usarse en los procedimientos previos al juicio contra el hombre.

Por ley, los fiscales en un juicio por comisión militar tienen prohibido presentar pruebas derivadas de la tortura. Pero en mayo, el juez, el coronel Lanny J. Acosta Jr., dictaminó que si bien los jurados no podían ver ese tipo de evidencia, los jueces podían considerarlo al determinar los asuntos previos al juicio.

Los abogados de la administración de Biden estaban preocupados por la decisión porque se esperaba que defendieran el uso de dicha información ante los tribunales de apelaciones. El fallo, el primer caso conocido en el que un juez militar permitió a los fiscales utilizar información obtenida mediante tortura, también tiene mayores implicaciones para todos los casos en Guantánamo.

El fiscal jefe de Guantánamo durante una década, Brig. El general Mark S. Martins, había citado una declaración obtenida mediante tortura, chocando con altos funcionarios de la administración que cuestionaron su autoridad para hacerlo. La disputa influyó en su inesperada decisión de retirarse del Ejército 15 meses antes, el 30 de septiembre.

El detenido, Abd al-Rahim al-Nashiri, es un hombre saudí acusado de orquestar el bombardeo de Al Qaeda contra el destructor de la Armada de los Estados Unidos, Cole, frente a Yemen en 2000, en el que murieron 17 marineros.

El problema ha sido un esfuerzo de los abogados de Nashiri para aprender más sobre las razones de un ataque con aviones no tripulados estadounidenses en Siria en 2015 que mató a otro hombre sospechoso de ser un terrorista de Qaeda, Mohsen al-Fadhli. Siguiendo un posible argumento de defensa, han tratado de determinar si Estados Unidos ya ha matado a hombres que consideraba los autores intelectuales del atentado de Cole.

Lea también:  Howard emocionado por volver a los Lakers renovados

Los fiscales pidieron al juez que pusiera fin a esa línea de investigación, señalando un cable clasificado que informaba que el Sr. Nashiri le había dicho a los agentes de la CIA mientras lo interrogaban en un sitio negro en Afganistán que el Sr. Fadhli no había estado involucrado.

Los abogados del Sr. Nashiri protestaron por el uso de la información de la CIA y agregaron que el prisionero había hecho la revelación cuando los interrogadores usaron una escoba de una manera particularmente cruel, lo que hizo que gritara.

El juez aún tiene que decidir la cuestión general de si los abogados defensores pueden continuar buscando información clasificada sobre el ataque con drones. Pero se puso del lado de los fiscales y dictaminó que podía considerar lo que dijo Nashiri al decidir el asunto. En respuesta, los abogados defensores presentaron una apelación de emergencia ante un tribunal superior, buscando una revocación. Los abogados del gobierno aún no han respondido.

Pero el viernes, los fiscales le pidieron al juez, coronel Acosta, que elimine del expediente información sobre el interrogatorio de la CIA. Aún así, le pidieron que mantuviera la esencia de su fallo, que determinó que hubo ocasiones en las que un juez podía considerar dicha información al tiempo que reconocía que “las declaraciones obtenidas mediante tortura son necesariamente de una confiabilidad altamente sospechosa”.

Al hacerlo, escribieron en una presentación de seis páginas, “puede servir a la economía judicial” y “hacer avanzar este caso hacia el juicio”. Fue firmado por el general Martins y otros dos fiscales.

Lea también:  Políticos estadounidenses intensifican la seguridad en un clima político cada vez más áspero | Noticias del mundo

Los abogados defensores calificaron la medida de insuficiente y dijeron que seguirían buscando una revocación.

“Eliminar las sentencias que citan pruebas obtenidas mediante tortura, pero no su moción que dice que el juez es libre de usar la tortura antes del juicio, o el fallo del juez que dice que es legal hacerlo, logra poco”, dijo el capitán Brian L. Mizer del Navy, el principal abogado defensor militar del Sr. Nashiri.

Nashiri, de 56 años, ha estado detenido desde 2002 y pasó cuatro años bajo la custodia de la CIA. Se esperaba que su juicio comenzara en febrero de 2022, pero ese calendario está en duda porque la pandemia de coronavirus ha paralizado el progreso en los procedimientos previos al juicio en Guantánamo.

El juez ha programado una audiencia de dos semanas en el caso a partir del 20 de septiembre. El tribunal se reunió por última vez en enero de 2020.

You may also like

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy