Home Salud Por qué la narración de pinturas por números duele a ‘Raya y el último dragón’ – Espanol News

Por qué la narración de pinturas por números duele a ‘Raya y el último dragón’ – Espanol News

by admin

Érase una vez, en una tierra lejana, nos encontramos con Raya (Kelly Marie Tran), que es la hija del Jefe Benja (Daniel Dae Kim), líder de Kumandra.

El jefe Benja está tratando de poner fin a la enemistad de las tierras vecinas, que se conocen como Fang, Heart, Tail, Spine y Talon. Una reunión de paz, en la que los oponentes enojados y listos para atacar aceptan jugar bien, es el incidente incitante en el que Raya descubre lo mal que se han puesto las cosas.

Raya emprende una búsqueda para encontrar a Sisu, el último dragón (Awkwafina), para cumplir su misión. Reunir enemigos jurados y restaurar la paz es una tarea mucho más difícil de lo que se anticipó en la última película animada de Disney, “Raya y el último dragón”.

Además de su considerable belleza visual, “Raja y el último dragón” es también una advertencia sobre lo esencial que es mantener el carácter mientras otros caen presa de sus instintos más básicos. Tómelo como un punto político o simplemente como la observación de que no tenemos que reflejar las acciones de personas que son horribles entre sí.

Un elemento al que nunca me acostumbré fue escuchar la interpolación de 2021 en un entorno de fantasía. En un momento, Raya comienza la narración con “Está bien, aquí está la situación …”

El diálogo demasiado contemporáneo es simplemente extraño. También lo es el dragón, con la interpretación vocal de Awkwafina que va desde lo dulce hasta el tipo de ternura forzada que Sarah Silverman solo vendió hasta cierto punto en “Wreck-It-Ralph”.

La apariencia y actitud del dragón juega como un cruce entre “Cómo entrenar a tu dragón” y “My Little Pony: La amistad es mágica”. Mucho mejor es Tuk Tuk, el compañero animal de Raya. La criatura no tiene diálogo pero, al estilo típico de Disney, se roba todas las escenas en las que se encuentra.

RELACIONADO: Por qué ‘El gran detective del ratón’ salvó a Disney

Pensé que Tran se destacó como Rose Tico en la extrañamente odiada “Star Wars: The Last Jedi”, pero estoy más impresionado con sus interpretaciones vocales en “The Croods: A New Age” y aquí. Ella es tan buena en “Raya”, trayendo fuego interior y coraje a su personaje.

La partitura del compositor James Newton Howard es otra gran ventaja.

Si bien el diálogo juvenil es una decepción, al menos esto ofrece una historia convincente con muchos paralelismos obvios con la actualidad. Hay facciones de turbas enfurecidas en guerra entre sí y un ser brumoso, que es como un virus, convierte a la gente en piedra. Si bien las alegorías obvias que se están haciendo resonarán en los adultos, las líneas de habla del centro comercial serán las que más fecharán esto.

Hay temas de confianza y la necesidad de estar dispuesto a reconstruir, pero la confianza en la fórmula lo socava. A pesar de todos los intentos de hacer esta alegoría relevante a la actualidad, no alcanza a lo que logró “Zootopia”. Está claro desde el principio lo que tiene que suceder y hacia dónde debe ir la historia.

Allí se revelan un par de sorpresas motivaciones del personaje (similar a ese príncipe cobarde en “Frozen”), pero por lo demás todo sale como un reloj. Los toques tontos a veces contrastan con la animación, que es impresionante y en un nivel de seriedad que la película no siempre puede igualar.

En términos de ser una película de Disney que intenta celebrar la cultura asiática pero que acaba con todo en Disney, es al menos mucho mejor que la debacle de acción en vivo de “Mulan” del año pasado.

De hecho, me gustó “Raya and the Dragon” y lo encontré muy bueno en general (que es más de lo que puedo decir de “Soul” o “Frozen II”). Está más cerca de un proyecto apasionante que un simple producto de Disney preempaquetado, pero, a pesar de todos los elementos destacados, también recurre a complacer a la multitud (como la extraña broma sobre un “bebé estafador” que parece una extraña reelaboración de “El bebé jefe”).

Hay una nota al final de los créditos finales de que más de 400 personas trabajaron en esto desde casa, un buen recordatorio de que no todos los que se distanciaron socialmente el año pasado solo estaban viendo “Tiger King” desde su sofá.

Dos estrellas y media

You may also like

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy