Georgia demanda a la administración de Biden por el rechazo de Medicaid

ATLANTA (AP) — Georgia demandó el viernes al gobierno de Biden por su decisión de revocar la aprobación de un requisito de trabajo en el plan del estado para expandir la cobertura de Medicaid a más georgianos de bajos ingresos.

La demanda presentada en un tribunal federal en Brunswick, Georgia, dice que la decisión del mes pasado de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid de EE. UU. fue un “cebo y cambio” ilegal y arbitrario de una magnitud sin precedentes. Busca una orden judicial que restablezca el plan original con el requisito de trabajo.

“En pocas palabras, la administración de Biden está obstruyendo nuestra capacidad de implementar soluciones innovadoras de atención médica para más de 50,000 familias trabajadoras de Georgia en lugar de depender de un sistema roto de talla única”, dijo el gobernador de Georgia Brian Kemp, un republicano, en un comunicado de prensa anunciando la demanda.

Acusó a la administración del presidente demócrata de jugar a la política.

CMS dijo que no comenta sobre litigios.

El requisito de trabajo fue aprobado por la administración del entonces presidente Donald Trump, pero CMS anunció el mes pasado que revocaría la aprobación tanto de ese plan como de una propuesta relacionada de Georgia para cobrar primas mensuales a algunos beneficiarios de Medicaid por su cobertura de salud.

“Este caso se trata de si el gobierno federal debe cumplir sus promesas”, dice la demanda.

La administradora de CMS, Chiquita Brooks-LaSure, dijo en una carta al estado que el requisito de trabajo podría ser imposible de cumplir para las personas durante la pandemia, cuando era fundamental que los georgianos de bajos ingresos tuvieran acceso a la cobertura de salud. La administración de Kemp dijo en ese momento que planeaba impugnar la decisión en los tribunales.

Los republicanos habían presentado el plan de Georgia como una alternativa financieramente responsable a una expansión total de los servicios de Medicaid bajo la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, que ya han hecho 38 estados. El plan buscaba agregar un estimado de 50,000 residentes de Georgia pobres y sin seguro a las listas de Medicaid en sus primeros dos años. Pero para ser elegible, los nuevos beneficiarios de Medicaid tendrían que participar en una cantidad mínima de horas calificadas a través del trabajo, la capacitación laboral, la educación, el voluntariado u otras actividades similares.

Los demócratas en Georgia dicen que la expansión total cubriría a cientos de miles de personas a un costo mucho menor para el estado. Eso se debe a que la ACA, la ley de atención médica emblemática del presidente Barack Obama, les dio a los estados la opción de expandir Medicaid a adultos de bajos ingresos que representan hasta el 138 % del nivel federal de pobreza, y el gobierno federal se hace cargo del 90 % del costo. Más de 10 millones de personas en los EE. UU. han obtenido cobertura de esa manera.

Kemp ha dicho que la expansión total le costaría al estado demasiado dinero a largo plazo.

La administración de Biden está revisando por separado el plan de Georgia para revisar la forma en que los residentes compran un seguro médico en virtud de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio. Ese plan, según el cual los residentes de Georgia evitarían healthcare.gov y comprarían un seguro de salud subsidiado por el gobierno federal a través de agentes privados, también fue aprobado por la administración Trump.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.